LeBron James está destrozado por la decisión de Kyrie Irving

Irving ha pedido salir de Cleveland sin que LeBron supiera nada de las intenciones del base

|

LeBron e Irving podrían separar sus caminos
LeBron e Irving podrían separar sus caminos (Kyusung Gong/Zuma Press/Icon Sportswire)

"Destrozado". Ésa es la palabra que define ahora mismo el estado de ánimo de LeBron James tras conocer la petición de salida de Cleveland Cavaliers de su compañero Kyrie Irving. La decisión del base ha caído como un jarro de agua fría en toda la franquicia.

Esa palabra, destrozado, es la que utiliza el periodista de ESPN Brian Windhorst para hablar del estado en el que se encuentra ahora mismo LeBron. 

James fue informado de la petición de Irving una vez éste comunicó la misma al propietario del club, Dan Gilbert, en una reunión. Fue toda una sorpresa para el de Akron, ya que LeBron no tenía conocimiento alguno de los sentimientos de Irving ni de lo que estaba pasando por su cabeza.

El impacto es, desde luego, brutal. Más aún cuando parece que Irving sí que comunicó a algunos compañeros de equipo sus intenciones.

Ante la peliaguda situación, James ha preferido dejar todo en manos de Gilbert y la cúpula directiva de los Cavs y seguir centrado en su preparación de cara a estar en perfectas condiciones en la pretemporada. Porque su intención es ganar un nuevo anillo con o sin Irving.