JORNADA NBA / PLAYOFFS 2023-finales este

Miami Heat se impone en el séptimo y jugará las Finales contra Denver

Heat gana en Boston el título del Este con defensa, triple y la ofensiva de Butler y Martin

Los Celtics no pueden superar la gran barrera histórica que supone remontar un 3-0

Ángel Mustienes |

Los Celtics murieron en la orilla, al borde de completar su hazaña histórica, ante unos Heat que en el séptimo partido sacaron a relucir toda su madurez deportiva como colectivo, ante unos Heat que se impusieron de principio a fin sin dar opción alguna al rival.

Heat se proclama campeón de la Conferencia Este, alcanza sus segundas Finales en 4 años y se convierte en el primer equipo desde 1999 (desde aquellos Knicks de Pat Ewing) que llega tan lejos partiendo como octavo cabeza de serie de su conferencia. Le esperan en la lucha por el anillo los demasiado descansados Nuggets, con el factor cancha a favor de Denver.

Miami estaba a un paso de la bancarrota, se hallaba a un suspiro de ser recordado como el único equipo en la historia de la NBA que dejaba escapar una ventaja de 3-0 en los playoffs, y encima en unas finales de conferencia, pero la sangre no llegó al río porque el equipo del casi siempre brillante Erik Spoelstra tiró de defensa y triple para domeñar a unos Celtics capitidisminuidos, que se vieron muy limitados por una temprana torcedura de tobillo de Jayson Tatum y por un regreso sin recorrido de Malcolm Brogdon, al que su estado físico solo le permitió jugar 7 minutos.

La historia es historia y muchas veces tiene su peso. Boston ya había conseguido una pequeña gran proeza al ser el cuarto equipo en forzar el séptimo partido viniendo de un 3-0, el cuarto equipo en 151 series que arrancaron 3-0, y era el primero de esos 4 equipos que afrontaba el séptimo juego en casa, pero ni aún así pudo superar esa barrera infranqueable, ese muro invisible que la NBA ha ido labrando década a década.

Heat ganó con una enorme comodidad, venciendo 84-103 tras tener una máxima ventaja de 23 puntos en el último cuarto. Lo hizo con el empuje ofensivo de Jimmy Butler, elegido MVP de las Finales del Este, y de Caleb Martin, que bien podría ser considerado el factor X de esta serie debido a su enorme rendimiento. Butler acabó el partido con 28 puntos, 7 rebotes y 6 asistencias y Martin finalizó con 26 puntos, 10 rebotes y grandes porcentajes de tiro, incluido un gran acierto desde el triple.

Bam Adebayo les acompañó con defensa, 12 puntos, 10 rebotes y 7 asistencias, llegando también a los dobles dígitos anotadores Gabe Vincent y Duncan Robinson, destacando también la mejora en el juego de Kyle Lowry.

A Boston le mató su ofensiva, su 9 de 42 desde el triple por el excelente 14 de 28 de Miami. El equipo de Mazzulla se quedó en 84 puntos tras arrancar anotando solo 15 en el primer cuarto y tras terminar haciendo solo 18 en el último.

Celtics llegaba al partido con un 5-0 en partidos de eliminación esta postemporada. Había librado la eliminación por 2 veces contra Sixers y por 3 contra Heat, pero tanto fue el cántaro a la fuente, que se rompió.

Demasiados jugadores locales rindiendo muy por debajo de su nivel habitual. Jaylen Brown fue uno de ellos. Hizo 19 puntos y 8 rebotes, pero dejó demasiadas sombras con su 8 de 23 en el tiro de campo (1 de 9 en triples) y sus 8 pérdidas de balón. Y Jayson Tatum nunca respondió bien a raíz de su prematura torcedura de tobillo. Terminó con 14 puntos y 11 rebotes. Solo tiró 13 veces a canasta y con un mal porcentaje.

No fueron los únicos. No funcionó Marcus Smart, solo dispuso de 14 minutos Robert Williams III y el pobre Malcolm Brogdon tuvo una presencia testimonial en pista, a todas luces no recuperado de su lesión. El dominicano Al Horford firmó 8 puntos y 8 rebotes en 34 minutos, y tampoco dio el do de pecho.

Miami fue una apisonadora defensiva desde el principio. Tras el 9-4 inicial para Boston, endosó al rival un 6-23 que se prolongó hasta los primeros compases del segundo cuarto, para ponerse ya 15-27. Los Celtics no metieron su  primer triple hasta los 14 minutos de juego tras fallar sus primeros 12 intentos, y jugándose el segundo acto Heat llegó a adquirir 17 puntos de ventaja (21-38).

Se llegó al descanso con un claro 41-52, con Celtics en un 4 de 21 desde el triple y con Heat mirando las 3 faltas de Adebayo, que más tarde aguantaría muy bien en ese aspecto, permaneciendo en juego sin problemas.

El tercer cuarto fue un ejercicio de contención de Miami, que se fue del mismo ganando 66-76 gracias a una gran canasta final de Caleb Martin. Heat terminaba el cuarto habiendo perdido solo 5 balones en 36 minutos.

El desenlace fue cruel para Boston, que se desinfló definitivamente en el cuarto final. Un triple de Martin y 4 puntos seguidos de Butler hicieron el primer destrozo, los Heat alcanzaron los 20 de ventaja y por entonces habían perdido menos balones, 7, que Jaylen Brown, que ya había extraviado 8, y la ventaja se fue extendiendo hasta un máximo de 23 puntos.

El partido, la serie y las Finales del Este estaban ya definidas. No habría milagro. La historia seguía siendo la historia. Y Miami vuelve a las Finales tras su subcampeonato en la Burbuja Disney. Entonces, algunos aseguraron que Heat era un equipo producto de aquella burbuja, pero el tiempo ha demostrado lo contrario: Miami era y es un equipo de largo recorrido, una escuadra ganadora bajo la batuta de Spoelstra y el liderazgo de Butler.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar