JORNADA NBA / PLAYOFFS 2022 (finales este)

Los Celtics responden a lo grande ganando por 25 puntos en Miami

La defensa de Boston y una lluvia de triples descomponen al equipo de Spoelstra

Tatum, Smart y Brown forma un trío imparable en el segundo partido de la serie

Ángel Mustienes |

Regresaron al juego Marcus Smart y Al Horford y los Boston Celtics recuperaron su mejor dinámica de juego para avasallar a los Heat en Miami.

Contundente y poderosa respuesta del equipo de Udoka tras la clara derrota sufrida en el primer partido. Boston se impuso 102-127 para empatar 1-1 la serie tras tener una máxima ventaja de 34 puntos en el último cuarto, un cuarto ya completamente intrascendente.

Se trata de la primera derrota de Heat en casa en todo lo que va de playoffs, mientras que la victoria de Boston alimenta el argumento consistente en la gran capacidad de Celtics a la hora de recuperarse de una derrota en la presente postemporada (4-0 viniendo de perder). Capacidad de reacción de los bostonianos a prueba de bomba.

El dominio de los Celtics empezó pronto, ya que el primer cuarto supuso ya el inicio de desmoronamiento de Heat, un desmoronamiento que se hizo más que palpable en el segundo cuarto.

Miami había empezado bien, con un 18-8 de salida, pero a partir de ahí le fue brava la noche a los de Florida, que encajaron un parcial de 24-3 a partir de una excelente defensa visitante y una auténtica lluvia de triples, más bien un diluvio universal.

Al final del primer cuarto Boston ya dominaba por 11 puntos (24-35) después de ir perdiendo por 10. Un dominio amparado en una precisión de cirujano avezado en la conversión de sus triples: ¡9 de 11 en el primer cuarto!

Con Smart y Horford en pista todo cambia, tanto el compromiso defensivo como la circulación de la bola en ataque, lo que permite tiros más liberados.

Y la bola se fue haciendo más y más grande hasta sepultar a unos Heat superados por el acierto inmenso de su rival, que se llegó a poner con 27 puntos de ventaja en plena efervescencia de un Jayson Tatum que hizo lo que quiso en ataque -17 puntos en el cuarto-. El resto llegó de la mano de la defensa, una defensa que ahogó a unos Heat sin gracia alguna en ataque, completamente rígidos en su ofensiva y totalmente superados en defensa hasta encajar 70 puntos en la primera mitad, una auténtica barbaridad para un equipo que se vanagloria, y con razón, de su defensa.

La segunda parte careció de alicientes. Boston llegó a tener otra vez 29 puntos de ventaja en el tercer cuarto y fue entonces cuando Miami tuvo su único atisbo de reacción al acortar a 17 su desventaja después de un parcial de 17-5. Y no hubo más. Porque los visitantes se volvieron a marchar en el marcador hasta terminar el tercer acto con 25 de ventaja (71-96) tras acumular ya 15 triples y un 19 de 19 desde el tiro libre.

Victoria apabullante con dominio en pista del trío formado por Jayson Tatum (27 puntos con excelentes porcentajes), Jaylen Brown (24 puntos y 8 rebotes) y Marcus Smart, que volvió a lo grande con 24 puntos, 12 asistencias, 9 rebotes, 3 robos y 5 triples. Regresó Smart al 100%, brilló especialmente en el tercer cuarto y nos dejó un increíble 2+1 en dicho cuarto tras anotar un tiro sin ángulo alguno, con el tablero por delante de su punto de mira.

Además, otro gran partido de Grant Williams, autor de 19 puntos, y la sorpresa de que los suplentes de Boston fueron más que los reservas de Miami cuando hubo partido.

Robert Williams III solo jugó 20 minutos, pero estuvo bien activo en la primera parte, y Al Horford regresó de la Covid-19 con 33 minutos de juego para hacer 10 puntos sin fallo alguno, 3 rebotes y 3 asistencias. Se le vio bien.

Tremendo el 20 de 40 de Celtics desde el triple en un partido que dominó a su antojo.

En Miami, solo Jimmy Butler. El alero más solo que la una. Hizo 29 puntos, y sus más cercanos acompañantes con 14 fueron Gabe Vincent y Victor Oladipo.

Flojos tanto Bam Adebayo como Tyler Herro, que lo mejor que hizo fue un tapón antológico a Smart en el primer cuarto, pero que acabó siendo falta por un contacto con la cabeza del rival. Increíble dónde puso el tapón.

Miami sufrió la lesión de P.J. Tucker, que empezó muy bien el partido, y dio minutos ya en el tercer cuarto al defenestrado Duncan Robinson.

Faltó otra vez a la cita el local Kyle Lowry y esta vez también causó baja el visitante Derrick White.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar