JORNADA NBA / PLAYOFFS 2022

Paseo de Warriors para ganar por 25 puntos a Dallas en el primer partido

Notable defensa de Golden State, horrible segunda parte de Doncic y gran juego de Wiggins

Nigel Correas |

No hubo prácticamente partido. Warriors instauró de principio a fin un incuestionable dominio sobre Dallas. Los texanos vivieron en las antípodas de su séptimo juego ante Suns. Horrible segunda parte de Luka Doncic. Cansancio en las piernas de los Mavs. El canadiense Andrew Wiggins fue el jugador del partido.

Golden State ya se puso 10 puntos arriba al final del primer cuarto (28-18). Llegó a dominar por 12 en el segundo para irse al descanso 54-45. Se disparó en el marcador en el tercero. Con máxima de 22 puntos de ventaja y un +19 a su finalización. Y vivió un apacible último cuarto en el que acumuló 30 puntos a su favor. Para terminar ganando por un aplastante 112-87.

Fue un partido moldeado por la defensa local. En una noche horrible de la ofensiva visitante. Empezó Dallas abusando machaconamente del triple. ¡Hasta lanzar 19 en el primer cuarto y solo meter 3! Y muchos de esos fallos procedieron de tiros liberados. Tiros liberados que decrecieron según avanzaba el partido.

Todo jugó del lado de Warriors. Se permitió el equipo californiano ganar 54-45 al descanso con Klay Thompson en 0 puntos. Con Stephen Curry en 1 de 6 desde el triple y fallando 3 libres. Con Draymond Green con 3 faltas. Al otro lado brillaba Doncic con 18 puntos. Después de jugar casi desde el principio con un arañazo que le cruzaba el rostro. Cortesía de Wiggins.

Wiggins metió 15 puntos en la primera parte. Y en la segunda acabó con un Doncic desconocido que unía al arañazo su maltrecho hombro derecho. ¡Doncic firmó en la segunda parte 2 puntos, 1 de 6 en el tiro y 6 pérdidas de balón! Desde hace tiempo no se completaba una media parte tan deplorable del esloveno.

Mientras, Wiggins fue el jugador de la noche. Defensor primario de Doncic. Exitosa marca la suya. Y 19 puntos en su haber.

Stephen Curry hizo 21 puntos y 12 rebotes.  No tuvo una noche especialmente feliz en el tiro. Pero se batió muy bien en defensa. Jordan Poole sumó otros 19. Y Klay Thompson acabó con 15. Todos tras el descanso, 11 en el decisivo tercer cuarto. Se fue entonando hasta cobrar importancia.

Tuvo Warriors a 7 jugadores con dobles figuras encestadoras. Volvieron al juego Kevon Looney y Otto Porter Jr. Y ambos lo hicieron bien. La holgura del marcador permitió al mexicano Juan Toscano-Anderson jugar 5 minutos. El colchón de puntos en el último cuarto era de aúpa. Por eso extraño tanto la demora de Jason Kidd a la hora de retirar a Doncic del juego.

Kidd decidió hace tiempo apostar por el small-ball. Con Maxi Kleber como referencia 'interior'. O con el letón Davis Bertans algunos minutos como jugador más alto. Pero en esto del small-ball Warriors lleva años de ventaja. Con Draymond Green ejerciendo de avezada ancla interior. Green estuvo con problemas de faltas. Pero Looney y Porter Jr. solucionaron la situación sin apreturas.

Warriors terminó el partido con un 56% en el tiro por el pobre 36% de Dallas. Abusaron del triple sin éxito los texanos. Juego ofensivo vulgar de los Mavs. Mezcla de mérito local y demérito visitante. Hay que decir, eso sí, que Golden State defendió mucho. Manejó bien los tableros. Y dominó a su antojo este primer partido de las Finales del Oeste. Sus sextas finales de conferencia en 8 años. Se dice pronto.

Dallas, decepcionante. Doncic terminó con 20 puntos. Pero con 6 de 18 en el tiro y 7 pérdidas. Su segunda parte, para olvidar. Spencer Dinwiddie añadió 17 puntos y Jalen Brunson hizo 14. Las jugadas de más calidad procedieron de este último. Aunque estuvo negado desde el triple.

Mucho tendrá que cambiar Dallas en el segundo juego si quiere ser competitivo. El primero golpe de Warriors ha sido duro.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar