JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2021-2022

Phoenix logra su noveno triunfo seguido para ponerse 39-9

Victoria ante Minnesota con triple-doble de Chris Paul, 29 de Booker y 23 de Cam Johnson

Timberwolves pelea el partido con una actuación espectacular de Beasley en el cuarto final

Ángel Mustienes |

Phoenix Suns no desfallece nunca cuando domina el marcador. Esta temporada ha acabado por delante en el tercer cuarto en 30 partidos y ha terminado ganando los 30. Por eso, cuando Phoenix se plantó en el final del tercer cuarto dominando 100-93 a Minnesota, la estadística era una losa de gran calibre sobre la cabeza del equipo de Mineápolis. Y los números no fallaron.

Los Suns saben cerrar como pocos equipos los partidos, y de esa ejemplar forma de controlar los marcadores tiene buena parte de culpa la batuta magistral de Chris Paul, ese base que, como el buen vino, va aumentando su valor con los años.

Paul completó el 18º triple-doble de su carrera NBA en el triunfo de los suyos ante Timberwolves (134-124), el noveno consecutivo de un equipo embarcado en una trayectoria imparable que día a día le convierte en cada vez más inalcanzable para los rivales. El 39-9 de Suns, la mejor marca de la franquicia en sus historia jugados 48 partdos, es un aval innegable para el equipo de Monty Williams, que domina la temporada con claridad.

El 'viejo' Paul hizo 21 puntos, 10 rebotes, 14 asistencias con solo 2 pérdidas de balón y muy buenos porcentajes tirando poco y bien, y todavía tuvo tiempo en la recta final del partido para entablar un divertido duelo dialéctico con Patrick Beverley, que daba espectáculo desde la banda vestido de calle.

Pero no estuvo solo Paul, no. Imponente primera parte de Devin Booker para terminar el partido con 29 puntos y 9 asistencias, crucial segunda mitad de Cam Johnson para firmar 23 puntos y 5 triples, y 7 jugadores locales en dobles dígitos anotadores, con Mikal Bridges en 18 puntos, Landry Shamet en 17 y el titular Bismack Biyombo, titular por eliminación, volviendo a brillar con un doble-doble.

Se puede decir que la primera parte fue de las estrellas del equipo, mientras la segunda fue de sus secundarios de lujo.

Jugaron los Suns sin Deandre Ayton, JaVale McGee, Jae Crowder y Cameron Payne, pero siguieron ganando. Lo hicieron a partir de una lluvia de triples que terminó ahogando a Minnesota: ¡20 de 39!

Estos Suns, que no paran de dejar en evidencia a todos los que les ningunearon el pasado curso y lo siguen haciendo en este, son un equipo especialmente bien estructurado cuyo manejador, Paul, es un auténtico mago en el control y distribución del juego. Una prueba más de cómo Suns funciona en sintonía colectiva es el dato del partido, además de esos 20 triples: 36 de las 43 canastas locales fueron asistidas.

Minnesota jugó sin el lesionado D'Angelo Russell y llegó hasta donde pudo, que fue mucho.

Anthony Edwards tuvo su partido más generoso, con 27 puntos, 10 asistencias (récord personal en la NBA) y 4 robos de balón; Malik Beasley exhibió juego en el último cuarto metiendo 18 de los 26 puntos que anotó en el partido; y Karl-Anthony Towns mejoró tras el descanso para sumar 23 puntos, 9 rebotes y 5 asistencias.

Excelente la segunda unidad de los Wolves, con el citado Beasley y Taurean Prince al frente, pero el equipo de Chris Finch terminó perdiendo para ponerse en negativo con 24 victorias y 25 derrotas.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar