JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2021-2022

Milwaukee destroza a los Warriors en la primera parte

El primer tiempo acabó 77-38 y el partido 118-99 con triple-doble de Antetokounmpo

Ángel Mustienes |

La primera parte del Bucks-Warriors fue una auténtica carnicería en la que Golden State acabó desmembrado al estilo de las más exageradas películas de cine 'gore'. Brutal la primera mitad de Milwaukee Bucks reivindicando su vitola de campeón.

El 118-99 final resulta más que equívoco. En realidad no hubo partido. Tan solo el orgullo de Warriors para dignificar una situación aberrante le otorgó a los visitantes ese marcador final. Porque al descanso el resultado era escandaloso: 77-38.

Espectacular los Bucks en general y Giannis Antetokounmpo en particular. El griego dominó el partido a su antojo, como si pudiera hacer números abrasivos para el rival jugando a medio gas. Terminó el partido con su tercer triple-doble de la temporada y el 28º de su carrera NBA. Sus cifras: 30 puntos, 12 rebotes, 11 asistencias y 3 tapones en 30 minutos, con 11 de 17 en el tiro. Pero más allá de sus números estuvo su dominio del juego.

El partido ya empezó con un parcial de 16-4 que auspiciaba una noche feliz para Milwaukee, ¡y vaya si lo fue! Primer cuarto: 37-21. Segundo acto: 40-17. Un triple sobre la bocina de Bobby Portis selló la mayor ventaja del partido justo en el intermedio. El resultado parecía irreal: ¡77-38, sí, 77-38! Bucks se había quedado a 2 puntos de igualar la mayor ventaja de su historia en una primera parte, un récord que data del 22 de noviembre de 2021, de esta misma temporada, cuando endosó un 77-36 a Orlando. Pero claro, Orlando no es Golden State.

Warriors salió trasquilado de los primeros 24 minutos. Milwaukee ganó a partir de su defensa. Defensa de nivel top entre los top, tanto desde el punto de vista físico, como de los ajustes desde la banda, como de las ayudas, que parecían llegar a casi todos los rincones de la pista, y cuando no llegaban, Warriors se encargaba del resto de trabajo. Especialmente maravilloso el nivel de coordinación en esas ayudas defensivas, una hermosa coreografía.

Los visitantes sustituyeron a los 62 segundos de partido a Kevon Looney tras cometer 2 faltas, y sin él y sin Draymond Green, la defensa interior fue un colador, como lo fue también la perimetral. Milwaukee hizo lo que quiso, con un baloncesto total, con Giannis Antetokounmpo (23 puntos, 7 rebotes y 7 asistencias en la primera mitad), Khris Middleton y Bobby Portis arrasando en el juego, un trío al que se sumó en el segundo cuarto Grayson Allen.

El vendaval de juego local resultaba apabullante. Warriors estaba totalmente quebrado, con Stephen Curry ofreciendo poco y con Klay Thompson errando sus tiros (falló los primeros 7 lanzamientos que intentó en el partido). El encuentro era un aquelarre. Masacre de grandes proporciones en el Fiserv Forum.

El partido ya estaba finiquitado en el intermedio. El tremendo 77-38 que reflejaba el marcador lo decía todo. Milwaukee estaba en un 63% en el tiro de campo y 10 de 20 desde el triple; Golden State andaba en un 27,3% en campo, un 5 de 24 desde el triple, 8 asistencias y 11 pérdidas.

Los de Steve Kerr sufrieron sobremanera en los dos lados de la cancha. La sombra de Draymond Green es alargada en ambos lados. El equipo californiano no encontró una mínima circulación de balón ante la asfixiante defensa local, una defensa sofocante hasta límites insospechados. No hubo luminaria alguna en la ofensiva de Warriors.

El conjunto californiano llevaba camino de recibir un correctivo de la magnitud del sufrido la pasada temporada en Navidad, cuando perdió 138-99 con Milwaukee, pero aquellos Warriors poco competitivos nada tienen que ver con los altamente competitivos de esta temporada.

Warriors recortó en la segunda parte desde 39 puntos en contra hasta 18 (a falta de algo menos de 10 minutos del final) para perder finalmente por 19. Nunca llegó a forzar realmente a unos Bucks que recuperaron a su entrenador jefe, Mike Budenholzer, y a George Hill, ambos procedentes de protocolos Covid-19.

Khris Middleton firmó 23 puntos, 7 asistencias y 5 de 7 desde el triple, Bobby Portis hizo 20 puntos y 7 rebotes en 25 minutos y Grayson Allen acabó con 15 tantos.

Golden State tuvo a Andrew Wiggins con 16 puntos y al novato Kuminga con 15, pero con 5 de 16 en el tiro y anotados en su mayoría en minutos intrascendentes. El mexicano Toscano-Anderson sumó 9 puntos en 18 minutos.

No fue el día ni de Stephen Curry (12 puntos con 4 de 11 en el tiro) ni de Klay Thompson (11 puntos con 3 de 11) -con este hay que ser muy paciente todavía a pesar de que se le ve bastante bien-.

Además, Warriors apenas tuvo en juego a Gary Payton II porque se resintió de sus problemas en la espalda.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar