JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2021-2022

Debut deslumbrante de Heat: ¡Victoria por 42 puntos ante los campeones!

Miami vence 137-95 a los Bucks con Herro, Butler y Adebayo imponiendo su ley

Nigel Correas |

Deslumbrante apertura de curso de Miami Heat. Deslumbrante a más no poder. Miami destrozó a Milwaukee. O lo que es lo mismo: ¡humilló al vigente campeón al ganarle por 42 puntos! Resultado de escándalo. El 137-95 final lo dice todo.

Se trata de la mayor anotación de Heat en un partido inaugural. Y también se trat de su mayor ventaja en la apertura de competición.

Venía Bucks de fustigar a Brooklyn Nets. Pero en 48 horas ha pasado del cielo al infierno. Un infierno de primera categoría.

El partido se acabó nada más empezar. Del 3-3 se pasó al 22-3. Ese parcial de 19-0 fue solo el principio del fin. Porque el primer cuarto resultó una pesadilla para los Bucks. A los 6 minutos Giannis Antetokounmpo cometió su segunda falta. Al tiempo que su equipo perdía ya 17-3. Y el electrónico fue camino de la lisergia: 22-3, 29-5... ¡Y a los 10 minutos de juego 25 de ventaja para los locales con un brutal 32-7!

En esos 10 minutos de juego... 2 de 15 en campo Bucks, con 1 de 11 en triples, más 5 pérdidas de balón; y Miami en un 65% en el tiro de campo.

Para completar la faena, Tyler Herro metió un triplazo sobre la bocina del cuarto. A la carrera. Monumental. Un tiro propio de un jugón. Final del primer acto: 40-17.

Milwaukee jugaba sin Jrue Holiday y Brook Lopez. Se unían a las bajas de Bobby Portis y Donte DiVincenzo. Pero eso no puede ser una excusa para tamaña debacle.

En el bando local, debut de Kyle Lowry. No fue su mejor noche individual pero disfrutó. Se pegó un pequeño susto en el segundo cuarto. Visita al vestuario por el tobillo. Regresó pronto a la contienda para tranquilidad de todos. Y estreno también de P.J. Tucker ante su exequipo, el conjunto con el que fue campeón meses atrás. P.J. no decepcionó. Intenso, agreviso, concentrado, vital. Esa pasión le llevó en el segundo cuarto a irse contra el banquillo de los Bucks. Se elevó por encima y se dio una auténtica costalada contra los acaudalados espectadores cercanos a la pista. La cosa no pasó a mayores. Es de hierro.

Un trío estelar para bendecir tanto baloncesto. Tyler Herro, Jimmy Butler y Bam Adebayo firmando felicidad. Herro siguió en su línea maestra de la pretemporada y metió 27 puntos en 24 minutos. Butler hizo 21. Y Adebayo sumó 20 puntos y 13 rebotes en solo 23 minutos.

La segunda unidad de Heat aportó 75 puntos. Hubo tantos minutos de basura que... Al descanso el resultado ya era 72-43. Habíamos visto una canasta inverosímil de Adebayo en 2+1. También un golpe sin tiento de Thanasis Antetokounmpo a Kyle Lowry. Los locales habían pasado de la treintena de ventaja (72-41). Y todo quedó visto para sentencia.

En el intermedio Bucks estaba en un 31,8% en el tiro de campo. Y llevaba 4 de 23 desde el triple. Un auténtico horror. Pero es que Miami defiende. Un quinteto inicial formado por Lowry, Robinson, Butler, Tucker y Adebayo sabe lo que es la defensa. Cuidado con este equipo.

Todo lo demás sobró. Final del tercer cuarto: 105-69. Se encaminaba la noche a un correctivo mayúsculo. Milwaukee quería acabar cuanto antes con su pesadilla. Pero todo fue a peor. En el cuarto final, más de 40 puntos de ventaja y desenlace con un 137-95 que causa impacto.

Giannis Antetokounmpo solo jugó 23 minutos. Hizo 15 puntos y 10 rebotes. No será su mejor recuerdo de la NBA. Grayson Allen añadió 14. Mal Khris Middleton. Y mal todo el equipo como equipo. La única nota positiva la dio el impronunciable Mamuskelashvili. Pero lo que fue un auténtico trabalenguas fue el juego de los vigentes campeones. Un misterio difícil de desentrañar.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar