JORNADA NBA / PLAYOFFS 2021-FINALES

Milwaukee firma su tercer triunfo consecutivo con un big three de lujo

Holiday, Middleton y Antetokounmpo suman 88 puntos y los Bucks se adelantan 2-3 ante los Suns

El trío estelar de Phoenix encesta 81 puntos con 40 de Booker en otra actuación magistral

Ángel Mustienes |

Los Suns habían conseguido acercarse hasta un apretado 119-120 con 56 segundos por jugar gracias a Devin Booker y Chris Paul, pero llegado ese momento Jrue Holiday y Giannis Antetokounmpo construyeron la jugada del partido, un jugada apoteósica ante los ojos del mismísimo LeBron James, que se desplazó a Phoenix para ver el partido.

Holiday robó el balón a Devin Booker en una acción cargada de energía cuando Phoenix buscaba adelantarse en el marcador, salió al contraataque y ofreció un apabullante alley-oop embellecido por un impresionante vuelo sin motor de Antetokounmpo. La jugada hay que verla sí o sí. Una maravilla magnificada por el momento del partido en el que surgió.

Esa jugada vibrante, ese chispazo culminante, puso el 119-122 en el marcador a 13,5 segundos del final y sentó las bases definitivas de la victoria de Milwaukee, que aseguró el triunfo con un libre de Khris Middleton (119-123 a 9,8 segundos de la conclusión) tras venir los de Wisconsin de errar 4 libres seguidos en la recta final del partido.

Si en el cuarto partido fue Chris Paul el que perdió un balón decisivo, en este quinto le tocó el turno a Devin Booker, que más allá de esa desafortunada jugada volvió a ser el mejor de los suyos ofreciendo un baloncesto de relumbrón que le llevó a terminar con 40 puntos.

Victoria de Milwaukee con ese 119-123 como marcador definitivo para firmar 3 triunfos consecutivos y pasar del 2-0 inicial a un 2-3 que deja a los de Budenholzer a un paso del título, y encima teniendo el poder de decidir el campeonato jugando el sexto encuentro en casa.

Fue un duelo de tríos estelares. El big three de los Bucks metió 88 puntos y se mostró amalgamado al máximo; el de los Suns encestó 81, pero hubo un gran trecho entre el rendimiento de Booker y el de Chris Paul, que mejoró notablemente tras su horrible cuarto partido, y Deandre Ayton.

Milwaukee metió el 57,5% de sus tiros de campo, encestó 14 de sus 28 triples (ambos equipos estuvieron finísimos desde el triple -¡Suns hizo un 13 de 19!-) y supo reaccionar a un estupendo primer cuarto local con un segundo parcial espléndido y una ofensiva imparable desarrollada en el segundo y tercer cuarto.

Del 37-21 del primer cuarto, con Phoenix dominando a su antojo desde una desatada intensidad y un acierto desmedido, metiendo el 73,7% de sus tiros de campo y 5 de sus 6 triples, se pasó a un parcial de 24-43 en el segundo con Milwaukee haciendo un 17 de 24 en el tiro con 6 de 9 desde la línea de 3 ante unos Suns desaparecidos en combate.

Los Bucks metieron 79 puntos en los dos cuartos centrales tras anotar el 71,1% de sus tiros de campo (32 de 45), pasaron de ir perdiendo por 16 puntos a ir ganando por 13 en el tercer cuarto y llegaron a plantarse en los minutos iniciales del último cuarto con ventaja de 14 tantos (94-108) tras una acción del omnipresente Holiday, que se marcó un partido excepcional, brillando en ambos lados de la cancha.

A partir de ese 94-108 Suns no se rindió y con el mejor Chris Paul de la noche y el siempre brillante Devin Booker fueron descontando la desventaja hasta poner en un brete al rival. Y entonces llegó la magia de Holiday y Anteto para desenroscar el misterio, para deleitar a todos con una jugada con marchamo célico y tintes inolvidables que supuso medio partido.

Giannis Antetokounmpo, que encalló otra vez en los libres (4 de 11), fue el máximo anotador de Milwaukee tras sumar 32 puntos, que acompañó con 9 rebotes, 6 asistencias y 14 de 23 en el tiro de campo. Otro partidazo del griego. Khris Middleton fue Khris Middleton en su mejor versión al hacer 29 puntos, estar por encima del 50% en el tiro y aportar en otras facetas del juego. Y Jrue Holiday -27 puntos, 13 asistencias, 3 robos y 60% en el tiro de campo- fue el alma de la fiesta visitante. Crucial y feliz el base de los Bucks.

A ellos se sumó el espléndido rendimiento de Pat Connaughton desde la segunda unidad (Bobby Portis también lo hizo bien en la primera mitad). Connaughton firmó 14 puntos y 6 rebotes en 33 minutos, y estuvo acertado desde el triple.

De nada le sirvieron a los Suns sus excelentes porcentajes de tiro. La defensa local se hundió de mala manera en los cuartos centrales y la suplencia del equipo no estuvo a la altura de la suplencia visitante. Soportaron los locales la lucha por el rebote esta vez y equilibraron el daño ofensivo hecho al rival desde la pintura. Pero ni por esas.

Booker terminó con 40 puntos tras asumir 33 tiros con buen porcentaje, Chris Paul mejoró para acabar con 21 puntos, 11 asistencias, solo una pérdida y buen tino en el tiro y Ayton logró 20 puntos y 10 rebotes tras estar 45 minutos en la pista, con el quinteto inicial al completo en dobles dígitos anotadores. Pero ahora los Suns están en un verdadero aprieto ante unos Bucks que siguen creciendo y que se sitúan a un paso del título.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar