LESIONES

Regresa Antetokounmpo una semana después de evitar una grave lesión

El griego reaparece inesperadamente y juega 35 minutos en la derrota de su equipo

hispanosnba.com |

Un auténtico milagro deportivo. Giannis Antetokounmpo exhibió una vez más su privilegiado físico tras evitar lo que podría haber sido una gravísima lesión y volver al juego una semana después perdiéndose solo un par de partidos.

Jugó, contra todo pronóstico, Anteto el primer partido de las Finales que enfrentan a Phoenix Suns y Milwaukee Bucks, y no solo participó en el juego, sino que disputó 35 minutos para sumar 20 puntos, 17 rebotes y 4 asistencias, unas cifras con las que no contaba casi nadie.

Antetokounmpo fue la sorpresa incluida por los Bucks en el arranque de las Finales. Ya se dijo que el griego tal vez podría haber jugado el séptimo partido de las Finales del Este ante Hawks en el caso de que la serie hubiera llegado a ese extremo. Y una vez alcanzadas las Finales, su entrenador, Mike Budenholzer, informó de que el jugador sería evaluado a diario para decidir si jugaba o no. Además, Bucks colocó a Anteto como dudoso de cara al primer juego y horas antes de que empezara su estatus escaló hasta el de cuestionable. Pero muchos creían que se trataba más de una estrategia de Milwaukee que de una auténtica realidad por mucho que la tremenda hiperextensión que sufrió su rodilla izquierda no hubiera afectado a los ligamentos.

Los escépticos empezaron a convertirse en creyentes cuando vieron cómo calentaba Giannis en la pista y cuando comprobaron cómo eran de fluidos sus movimientos.

Dicho y hecho. Anteto salió de titular y su primera jugada fue intentar un mate: miedo cero. Y durante el primer cuarto ya mostró su buen tono físico, su habitual modo de entregarse en cuerpo y alma al juego, su querencia natural por pelear el rebote y su insistencia por acumular juego en la pintura.

Su tremendo tapón a Mikal Bridges en el segundo cuarto eliminó cualquier duda, aunque estas resurgieron cuando se echó mano a la rodilla en el tercer cuarto, para inmediatamente resolver cualquier interrogante metiendo un triple.

Lo cierto es que Anteto no fue tan agresivo como otras veces ni en defensa ni en ataque (solo tiró 11 veces de campo cuando su media está en 21), pero no menos cierto es que se le vio mucho mejor de lo que cualquiera podría imaginar si echa la vista atrás y recuerda cómo fue su lesión en el cuarto partido ante los Hawks.

Habrá que ver cómo es su evolución, pero no hay duda en este momento de una cosa que nadie esperaba: Anteto ha salido airoso de una lesión que pintaba mal en el momento de sufrirla y no solo ha salido airoso, sino que además lo ha hecho en un corto plazo poco imaginable.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar