JORNADA NBA / playoffs 2021

Atlanta Hawks vuelve a ganar en Filadelfia y se mete en las Finales del Este

El equipo de McMillan y Young gana a los Sixers 96-103 en el séptimo con 27 puntos de Huerter

Sixers cae eliminado ante su público y Ben Simmons queda señalado tras no encarar el aro

Nigel Correas |

Finales de Conferencia sin el primero del Este y el primero del Oeste. Primero cayó Utah Jazz y hoy lo ha hecho Philadelphia 76ers. Atlanta Hawks jugará a partir del miércoles las Finales del Este contra Milwaukee Bucks.

Golpe en la mesa de un equipo joven cargado de talento. Pequeño gran milagro de Nate McMillan. Empezó con unos Hawks fuera de playoff y ahora están en las finales de conferencia. Bajo el liderazgo indiscutible de Trae Young. Con un séptimo partido estupendo de Kevin Huerter.

Victoria por 96-103 en Filadelfia para hacer historia. Los Hawks nunca habían ganado un séptimo partido jugando fuera (marca de 0-9). Hoy lo han hecho. Y tras ganar 3 juegos en Filadelfia lucharán por el título en el Este. ¡Son sus segundas finales de conferencia en 50 años! Las anteriores las jugaron en 2015.

El Proceso de los Sixers herido de muerte. Parecían llegar al final del mismo con éxito. Primer puesto en temporada regular. Pero los playoffs han sido un jarro de agua fría. Tres derrotas en casa ante Atlanta. Dos partidos perdidos tras dominar por 26 y 17 puntos. Ben Simmons señalado por todos. Una estrella caída a tierra. Una estrella sin brillo. Una estrella viviendo momentos muy duros. Hoy, nueva desaparición de cara al aro. Defendió, asistió... pero fue un elemento inexistente en la anotación. Ni siquiera precisó Hawks hacerle Hack-a. Él solo se autoeliminó. El colmo de los colmos llegó a 3 minutos y medio del final. Se quedó solo bajo el aro y... ¡pasó la bola! Un jugador destruido.

En las antípodas el joven Kevin Huerter. ¡Qué modo de jugar un séptimo encuentro! Hizo 27 puntos y 7 rebotes. Y resultó crucial al final. Con 92-93 a favor de Hawks tuvo 3 libres. Faltaban 54 segundos. Metió los 3. Con el pulso de un veterano campeón. El resto lo hizo Danilo Gallinari. Tocó el balón en robo para el propio Huerter y este se lo devolvió en pase largo para el mate. La volcada del italiano silenció definitivamente a la afición de Sixers. Funeral en vivo para el año uno de Doc Rivers.

De la fortaleza mental y la calidad de estos ninguneados Hawks habla el partido de hoy. Atlanta fue capaz de ganar fallando sus primeros 9 tiros en el último cuarto. Salió triunfal Atlanta en una noche errática de Trae Young. Sin el verdadero Bogdan Bogdanovic en pista. Y jugando, no olvidemos, sin Cam Reddish y sin De'Andre Hunter.

Los mejores de Atlanta, el citado Huerter y John Collins. Hizo Collins 14 puntos y 16 rebotes. Se fajó bien. Y Trae Young. El pequeño Young resulta fundamental incluso cuando está mal. Sumó 21 puntos y 10 asistencias. Algunas de esas asistencias fueron auténticas obras de arte. Pero... ¡1 de 12 en campo en la primera parte y al final del partido 5 de 23 con 2 de 11 desde el triple y 6 pérdidas de balón! Errático por ser finos. Clint Capela fue cuando Young quiso que fuera. No mucho más. Pero Huerter, Collins y Gallinari funcionaron. El italiano metió 17 puntos. Liderazgo en la banda y en la pista.

El partido fue igualado de principio a fin. La máxima ventaja en toda la noche fue de 7 puntos. Muchos cambios de mando en el marcador. Poco peso del triple en el partido. Igualdad en el rebote. Pero los Sixers perdieron 17 balones, una sangría.

No bastó la pelea de Joel Embiid. No ha estado en plenitud física. A pesar de ello, 31 puntos y 11 rebotes. Eso sí, 8 pérdidas de balón. Ha llegado hasta donde ha llegado su cuerpo. Dio la cara Tobias Harris (24 puntos y 14 rebotes, pero 8 de 24 en el tiro). Volvió a ser útil el gran Seth Curry (16 puntos con un 60% en el tiro de campo). Y no tuvo malos minutos Matisse Thybulle. Pero ahí se acabó todo. Con Simmons (8 rebotes y 13 asistencias) haciendo 5 puntos con 2 de 4 en el tiro. Ya no es solo evitar un simple tiro en suspensión desde la media y larga distancia. Es que ya ni penetraciones. Es verdad que defendió a gran nivel. Pero un jugador que quiere ser estrella de referencia no puede tirar 4 tiros. Y menos en un séptimo y definitivo juego. Comido por la presión. Su futuro en Sixers en entredicho.

Estos Hawks se presentan sin presión en las Finales del Este. Con todos los objetivos más que cumplidos. Y eso les hará doblemente peligrosos. Los Knicks y los Sixers fueron sus víctimas. Ahora les tocará medirse a los Bucks de Antetokounmpo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar