JORNADA NBA / playoffs 2021

Atlanta remonta 26 puntos a los Sixers y les deja al borde del abismo

Hawks se impone 106-109 tras otra remontada con Trae Young al frente y se pone 2-3

El ataque de Sixers se reduce a Embiid y Curry; horribles partidos de Simmons y Harris

hispanosnba.com |

Volvió a suceder. Otro hundimiento de los Sixers en la segunda parte y otra remontada prodigiosa de los Hawks. Si en el cuarto partido de la serie Atlanta remontó 18 puntos de desventaja, hoy, en el quinto, ha superado una deficiencia de 26 puntos.

Trae Young lideró otra exhibición de fe del equipo de Nate McMillan, que fue capaz de remontar 18 puntos en el último cuarto con parcial escandaloso de 19-40, que pone de relieve el hundimiento catastrófico de los locales tanto en el ataque como en la defensa, una de las grandes banderas de su proyecto.

Atlanta tuvo a Trae Young como gran protagonista con 39 puntos, 7 asistencias, 3 robos y solo 2 pérdidas. Se fue el líder visitante 19 veces a los libres, estuvo 40 minutos en la pista, logró 13 puntos en el decisivo cuarto final y constituyó con el veterano Lou Williams un doble ariete en la recta final del partido que acabó con unos Sixers lamentables.

Baste decir que entre Young (13 puntos) y Lou Williams (12) metieron más puntos en el último cuarto, 25, que todo el equipo de Sixers, 19, un equipo que colapsó hasta el punto de que Joel Embiid, su gran acorazado, un acorazado cuyo físico fue lógicamente a menos según avanzaba el encuentro, erró 2 libres ya prácticamente definitivos cuando restaban 10,9 segundos para acabar. Ahí alcanzó su punto culminante el calvario local.

Los Sixers perdieron 8 balones en el tercer cuarto y aún así sobrevivieron con holgura al final del período (87-69), pero en el último firmaron un 5 de 17 en el tiro, quedando heridos de muerte durante todo el partido por su desempeño atroz desde el tiro libre (15 tiros fallados) debido a la pesadilla recurrente de Ben Simmons, al que ya le empezaron a hacer el Hack-a-Simmons a partir del segundo cuarto y que acabó con 4 de 14 desde los libres.

Definieron en el momento de la verdad Trae Young y Danilo Gallinari con un fantástico triple a 51,7 segundos del final, y Atlanta sobrevivió a los malos partidos en la ofensiva de Bogdan Bogdanovic, Kevin Huerter y Clint Capela porque en la segunda mitad el equipo hizo un fantástico trabajo defensivo tras perder 62-40 en la primera y llegar a ir 26 puntos abajo (62-36).

Además de Young, 19 puntos y 11 rebotes de un gran John Collins, 16 puntos y 8 capturas en los aros de Gallinari y 15 puntos en 23 minutos del resurgido Lou Williams.

El ataque local fue un diálogo espectacular entre Joel Embiid (37 puntos, 13 rebotes, 5 asistencias y 4 tapones) y Seth Curry, que ejerció de Stephen Curry con 36 puntos, 7 rebotes, 13 de 19 en el tiro de campo y 7 triples anotados -fantástica su postemporada-. El resto, a verlas venir, sin que nadie llegara ni siquiera a los 10 puntos.

Especial mención para los naufragios personales de Tobias Harris y Ben Simmons. Del primero se puede solo decir que resultó invisible a pesar de jugar casi 40 minutos. Sumó 4 puntos en todo el partido con 2 de 11 en el tiro. Penoso su día. Del segundo cabe destacar su enésimo ridículo desde los libres (4 de 14), una situación que le hace batirse en retirada en el juego de ataque. Simmons (8 puntos y 9 asistencias) desapareció de nuevo en la segunda parte según se hizo injugable por su miedo y el de su equipo a que fuera a los tiros libres, lo que hizo que apenas pasara el balón por sus manos. Es una pena que un jugador con tal potencial haya caído en un pozo tan negro.

La brutal remontada de Atlanta dejó en el olvido la fantástica primera mitad de Sixers, que le pegó un auténtico baño de baloncesto a Atlanta: 38-24 en el primer cuarto con un 80% en el tiro de campo y 17 puntos con 8 de 8 en el tiro de Embiid y 62-40 al descanso con 24 puntos y 10 rebotes del camerunés, auténticamente imparable en aquellos momentos.

El tercer cuarto marcó un cambio de tendencia defensiva de Hawks, mucho mejor en la presión sobre el balón y las líneas de pase y el último cuarto fue un auténtico infierno para Sixers, cuyo entrenador, Doc Rivers, va a tener también que hacérselo mirar.

Lo cierto es que tras las dos remontadas de Hawks, los de Atlanta dominan la serie 2-3 y tienen contra las cuerdas a unos decepcionantes Sixers.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar