JORNADA NBA / playoffs 2021

Utah se impone a Clippers con 37 puntos de Mitchell y se coloca 2-0

Los Jazz pierden 21 puntos de ventaja pero se sobreponen con un gran final

Los locales meten 20 triples y encadenan 6 victorias consecutivas en playoffs

hispanosnba.com |

Los Clippers vuelven a iniciar una serie con 2-0 en contra, pero esta vez el rival es un rival cargado de armas, un rival, Jazz, capaz de imponerse en los dos primeros partidos de la eliminatoria a pesar de no contar con Mike Conley.

Victoria del equipo que más lo mereció, del conjunto que llevó la iniciativa durante prácticamente todo el partido y de la escuadra que mejor supo jugar el final del encuentro, amén de ser el equipo que contó con el mejor jugador del partido, Donovan Mitchell.

Utah ganó 117-111 para sumar ya 6 victorias consecutivas en playoffs, algo que no le sucedía a los Jazz desde 1998, a partir de otra tremenda actuación de Donovan Mitchell, autor de 37 puntos tras meter 15 de sus 29 tiros de campo y enchufar 6 triples.

Mitchell metió 27 puntos en una brutal primera parte (ningún jugador de su franquicia había anotado tanto en una primera mitad en playoffs desde hace 25 años). Además, Mitchell encadena dos partidos seguidos de postemporada con 35 o más puntos en cada uno de ellos, algo cuyo precedente más 'cercano' en Utah Jazz hay que encontrarlo en 1988 cuando lo hizo Karl Malone.

Por si fuera poco, el escolta, que acabó un poco tocado tras colisionar con Paul George a 12 segundos del final, resultó decisivo en los últimos momentos al anotar el 115-108 que prácticamente definió el choque.

Eso sí, la victoria de Jazz tuvo muchos padres, porque Mitchell no esuvo solo. Jordan Clarkson ejerció de microondas con 24 puntos en 27 minutos tras meter 6 triples; Joe Ingles acabó con 19 puntos, un 70% en el tiro de campo y sabia dirección de juego en la recta final del encuentro; Bojan Bogdanovic sumó 16 puntos tirando poco y completó un excelente trabajo defensivo sobre Kawhi Leonard que motivó que la grada se volcara con él; y Rudy Gobert ejerció de Rudy Gobert con su madre en la grada, un auténtico muro defensivo que hizo mucho daño para terminar con 13 puntos, 20 rebotes y 3 tapones.

El equipo de Snyder metió el 55,3% de sus tiros de campo y volvió a sentar cátedra desde el triple con 20 anotados con una efectividad por encima del 50%.

En el bando contrario, partidazo de Reggie Jackson, máximo anotador de los suyos con 29 puntos tras irrumpir con fuerza en el partido a partir del tercer cuarto, y notable mejora en el juego de Paul George, que acabó con 27 puntos, 10 rebotes y 6 asistencias rozando el 50% en el tiro de campo.

El resto no estuvo tan bien. El equipo echó de menor la mejor versión de Kawhi Leonard, que estuvo bien marcado y anduvo gris con 21 puntos. Marcus Morris no acertó desde el triple, Ivica Zubac fue titular pero se cargó de faltas y Ty Lue sigue haciendo modificaciones en su rotación que a veces cuesta entender.

Esta vez, 21 minutos Patrick Beverley, 11 DeMarcus Cousins, 10 Luke Kennard, 1 minuto para Terance Mann y sin jugar Rajon Rondo.

Los de Salt Lake City, magnífico ambiente en el pabellón, estiraron el marcador en la recta final del segundo cuarto para llegar al descanso ganando 66-53 con 27 puntos de Mitchell y con el equipo en 24 de 38 de campo y 10 de 21 en triples, 66 puntos encajados por el conjunto visitante que dicen bien poco del trabajo defensivo de los Clippers.

Utah llegó a adquirir 21 puntos de ventaja en el tercer cuarto (76-55) y fue entonces cuando un desatado Reggie Jackson acudió al rescate de su equipo, que con un parcial de 6-23 pasó de perder 76-55 a hacerlo por 82-78. Clippers se había reenganchado al partido según había ajustado su defensa (una zona que hizo daño a Jazz) y según había bajado el pistón Mitchell y lo había subido Jackson. Al final del tercer acto, 93-86.

El último cuarto empezó con una flagrante de Ingles. Lue apostó por Beverley y Jackson juntos, Clippers funcionó y llegó una maravillosa secuencia de baloncesto: Kawhi roba, corre y mata, jugadón de Mitchell y dos triples de Jackson para adelantar a Clippers 99-101. De perder por 21 a ganar por 2. Y fue precisamente a partir de ahí cuando se decidió medio partido.

Lo hizo a partir de la reacción de Utah, que tras verse abajo en el marcador fabricó un parcial de 14-2 para el 113-103 con 3:07 por jugar. Un 2+1 de Gobert, un triple de O'Neale, otro triple de Ingles... y ese 113-103 para vivir el final del partido desde el control de la situación, un control que remató Mitchell con la jugada individual que puso el 115-108.

A Clippers le pesó amargamente que durante la recta final del partido tuvo una racha en la que erró 9 tiros consecutivos, le mató, en definitiva, no jugar bien cuando había que jugar bien, algo que ante un equipo como Utah se paga.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar