JORNADA NBA / playoffs 2021

Lakers domina el tercer partido ante Suns con 34 puntos de Davis

Suns aguanta mientras le dura el físico a Paul y termina con Booker y Crowder expulsados

Los angelinos marcan diferencias en el tercer cuarto para terminar ganando 109-95

Ángel Mustienes |

Los Lakers hicieron por momentos muy buenos minutos de baloncesto, y con eso, un muy buen partido defensivo y la decadencia del hombro de Chris Paul en la segunda parte les bastó para marcar diferencias ante los Suns, ganar 109-95 y adelantarse en la serie 1-2.

Anthony Davis fue, de largo, el jugador del partido. A toro pasado parece menos extraña la insólita decisión de Frank Vogel de pedir una revisión de jugada con solo 15 segundos de juego. Era la primera falta de Davis y el challenge no sirvió de nada a los Lakers, que perdieron un tiempo muerto, pero ya anticipó que un día más el hombre crucial de estos Lakers se llama Anthony Davis.

El ala-pívot volvió a cuajar un muy buen partido gracias a su recuperación física y al hecho de que definitivamente Frank Vogel ha decidido cambiarle de compañeros en la rotación. Andre Drummond ha quedado para jugar algo más de 20 minutos como mucho, sin estar en pista en la recta final de los partidos, Marc Gasol ha entrado en la rotación con sus 15-20 minutos y Montrezl Harrell ha desaparecido, jugando los finales de los dos últimos partidos Vogel con Davis como única referencia interior.

Visto lo visto, a Lakers le va bien, aunque en esta mejoría indudable de juego y resultados no hay que olvidarse de una variable crucial: Chris Paul no es Chris Paul.

Paul pareció él mismo al inicio del partido. Se le vio botar cómodo, tirar a canasta sin apenas percepción de una lesión en su hombro y jugar con ánimo en la primera parte, pero tras el descanso su cuerpo se vio limitado y terminó otra vez viendo el final del partido desde la banda. Dura imagen esa.

Lakers se fue del tercer cuarto ganando 76-63 tras haber tenido 17 puntos de ventaja, adquirió una máxima diferencia de 21 puntos en el último cuarto con un triple de Gasol y una fantástica canasta a aro pasado de LeBron James (91-70), pero después se complicó la vida hasta ponerse Phoenix a 8 puntos (97-89 y 99-91) sin Paul en pista.

 A pesar de ello, el triunfo local (109-95) no peligró. Davis acabó con 34 puntos y 11 rebotes, LeBron sumó 21 con 9 asistencias y 7 pérdidas de balón y Dennis Schröder volvió a funcionar como escudero de lujo metiendo 20 puntos, anotando un par de canastas importantes en la fase final del juego y haciendo flexiones bajo la canasta rival a 35 segundos del final tras recibir una dura falta de Devin Booker, que acabó expulsado con una flagrante 2 en la que era además su sexta falta, viendo también el camino de los vestuarios segundos después su compañero Jae Crowder, que ya venía encendido de antes tras sus chipas físicas con LeBron.

Marc Gasol jugó 17 minutos. Sus primeras dos apariciones en cancha no fueron buenas (3 faltas en muy pocos minutos), pero enmendó la plana con su parte final del juego acabando con 3 puntos, 3 rebotes, 2 asistencias y 2 robos.

Lo negativo en Lakers, la lesión de Kentavious Caldwell-Pope y la desaparición casi definitiva como jugador de ataque de Kyle Kuzma (2 de 12 en el tiro). No levanta cabeza Kuzma. Se han caído de la rotación Montrezl Harrell y Talen Horton-Tucker.

Lakers sobrevivió a su mal ejercicio desde el triple y a sus 20 pérdidas de balón gracias a sus dos grandes estrellas, el excelente trabajo defensivo del equipo y la superioridad manifiesta en el rebote.

El partido había llegado al descanso con un 43-40 tras asistir a un lamentable segundo cuarto que acabó 16-12, con Lakers en 5 de 21 en el tiro de campo, 1 de 9 desde el triple y 7 pérdidas y Suns con 4 de 18, 1 de 4 y 5 pérdidas. Un auténtico horror.

Afortunadamente para el espectáculo, Lakers sacó a relucir algunas de sus mejores virtudes en el tercer cuarto, con LeBron y Davis marcando las diferencias en el luminoso con un parcial de 16-6 en 6 minutos (14 puntos de la pareja estelar). A partir de ahí, Lakers dominó el juego y el electrónico.

Phoenix se desangra sin la materia gris que lo impulsa. Esa materia gris no es otra que el lesionado Chris Paul, que está a todas luces muy lejos de su versión realmente competitiva. Hoy, -20 de su equipo en los 27 minutos que ha estado en pista. Es duro decirlo, pero ahora mismo es un lastre para los suyos cuando entra en acción.

La buena noticia para Phoenix es lo bien que está respondiendo Cameron Payne. En este tercer partido, 15 puntos, 6 asistencias y 4 robos en 27 minutos, pero, claro, no es Paul.

Funcionó otra vez muy bien, e hizo nuevamente daño a Lakers, Deandre Ayton -22 puntos, 11 rebotes y 11 de 15 en el tiro-, maestro de la eficiencia ofensiva en esta serie. Y no tan bien esta vez Devin Booker, que antes de ser expulsado sumó 19 puntos y 6 pases de canasta con un discretísimo 6 de 19 en el tiro.

Monty Williams introdujo en la rotación de Kaminsky y dio algo más de relevancia a Craig, que respondió bien. Pero a Monty se le acumulan los problemas una vez su extensión en la pista, Paul, no puede desarrollar su baloncesto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar