JORNADA NBA / playoffs 2021

Lillard lidera el triunfo en Denver con unos Blazers a ritmo de 3 puntos

Blazers vence 109-123 tras dejar a Nikola Jokic en solo una asistencia

Ángel Mustienes |

Portland Trail Blazers es un mal invitado a la mesa de los playoffs. Bien lo sabe Denver, un equipo que afronta la postemporada con bajas muy sensibles. Los de Oregón, mientras, llegan al momento de la verdad con todos sus hombres importantes sanos.

Primer partido de la serie entre estos dos equipos y vuelco al factor campo. Victoria visitante por 109-123 que da alas a Portland desde el principio y que llena de dudas a unos Nuggets que habían sobrevivido magníficamente en la última parte de la temporada regular a la devastadora baja de Jamal Murray. El debut del argentino Facundo Campazzo en los playoffs de la NBA no fue feliz.

Llegados al partido de hoy, una comparativa resume el estado de la situación. Nikola Jokic y Damian Lillard metieron 34 puntos cada uno (el serbio añadió 16 rebotes), pero mientras la estrella local solo daba una asistencia (su cifra más baja de toda la temporada), la estrella visitante repartía 13 y conseguía que el buen juego reverberara a través de muchos de sus compañeros.

A Denver le faltó la gracilidad que otorga a su ofensiva el reparto de alegría de Jokic en forma de asistencias y le sobró un grado enorme de ineficacia defensiva, que se hizo especialmente ostensible cuando Portland acudía al bloqueo y continuación lejos del aro.

Mientras, Portland avasalló a su rival desde el triple, empezando a edificar su victoria a partir de un notable tercer cuarto, una victoria en la que tuvieron su importancia exjugadores de Denver como Carmelo Anthony y Jusuf Nurkic.

El primer cuarto había sido el reino de Nikola Jokic y Carmelo Anthony. El serbio ofreció todo su catálogo ofensivo en lo que respecta a la vía directa al aro: juego de espaldas a la canasta, baile de pies bajo el aro, lanzamientos de media distancia al estilo Nowitzki, algún que otro triple... El veterano Anthony salió como un tiro: 12 puntos en 5 minutos. Haciendo daño de verdad, como si tuviera cuentas pendientes en el fondo de sus bolsillos.

Pero realmente el cuarto crucial fue el tercero, fue ese período el que cambió la dinámica del partido (61-58 al descanso), el que destensó la resistencia local y abrió el camino a la tendencia que terminó por imponerse.

Dicho cuarto nos dejó el Lillard más exuberante, el Lillard más Lillard, el Lillard que resulta inalcanzable para la mejor versión defensiva de un gran defensor como es Campazzo.

Parcial de 25-38 en dicho cuarto con 15 puntos y 4 asistencias de la estrella de Portland para irse del cuarto con un 86-96 amenazante para los Nuggets. Y por mucho que lo intentó Denver en la recta final del encuentro, no hubo forma de revertir la situación. Lo más que llegó Nuggets es a ponerse a 4 puntos (103-107 a 5;47 del final), pero fue a partir de ahí cuando Portland definió con un parcial de 0-11 para situar en el luminoso un ya inalcanzable 103-118 a 3:20 de la conclusión, con los ex de Denver Carmelo Anthony y Jusuf Nurkic teniendo mucho peso en dicho parcial.

Portland se imponía metiendo 19 triples con casi el 50% de efectividad y perdiendo solo 6 balones en todo el partido. Lo hacía con 34 puntos y 13 asistencias de Lillard, con 21 puntos de C.J. McCollum, con 18 puntos en 22 minutos de Carmelo, con 16 tantos, 12 rebotes y 5 asistencias de Nurkic y con 14 puntos y 4 triples de 5 intentos de un Anfernee Simons cargado de frescura. Rotación corta de 8 jugadores en Blazers.

Denver defendió mal, no acertó desde el triple y no sacó el jugo suficiente de su buen trabajo en los tableros. Jokic acabó con 34 puntos y 16 rebotes y Michael Porter Jr. firmó un partido realmente desparejo: 25 puntos y 9 rebotes con... ¡11 de 11 en el tiro de 2 y 1 de 10 desde el triple! Aaron Gordon firmó 16 puntos y 8 rebotes y Campazzo debutó en playoffs con titularidad, 32 minutos de acción, 8 puntos, 5 asistencias (algunas realmente bellas) y 2 robos. Tiró poco y bien y le tocó lidiar en defensa con lo más complicado del equipo rival.

Los Blazers dan el primer golpe en una serie que se presuponía y se presupone igualada. Veremos cómo viene el siguiente capítulo, aunque Denver empieza remando a contracorriente.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar