JORNADA NBA / temporada regular 2020-2021

Hawks y Knicks se clasifican para los playoffs y Celtics cae al play-in

Victoria de Atlanta sobre Wizards con Young al frente y de Cavs ante Boston con un gran Love

hispanosnba.com |

Se consumó el desastre de Boston Celtics y las inmensas alegrías de Atlanta Hawks y New York Knicks. Los Celtics tendrán que jugarse la temporada en el play-in, mientras que Hawks y Knicks, que no ha jugado esta noche, se han clasificado de forma directa para jugar los playoffs.

Atlanta no jugaba la postemporada desde 2017, siendo esta la primera experiencia que va a tener Trae Young tras no poder acceder a los playoffs en sus dos primeros años como profesional.

New York se clasifica por los resultados de esta noche, y en el caso de los neoyorquinos la alegría es inmensa, ya que no estaban en una postemporada desde la campaña 2012-2013.

Los éxitos de Hawks y Knicks llegan de la mano de dos entrenadores clásicos cargados de experiencia, Nate McMillan (25-11 desde que se hizo cargo de Atlanta) y Tom Thibodeau, que ha transformado a los Knicks de un equipo perdedor a un equipo ganador de una forma increíble.

Hawks 120 Wizards 116

Doble enfrentamiento en 48 horas entre Hawks y Wizards y doble victoria apurada de Atlanta que lleva al equipo de Georgia a los playoffs y que deja a la escuadra capitalina posponiendo por ahora su ingreso definitivo en el play-in tras haber tenido que jugar estos dos trascendentales partidos sin Bradley Beal.

Wizards tenía esta vez el control del partido. Ganaba 87-100 a 10 minutos del final, pero no ha sabido aguantar el arreón final de unos Hawks, que cargados de calidad ofensiva han sido capaces de anotar 37 puntos en el cuarto final, acabando con un parcial de 37-25.

Capital el triple que ha anotado John Collins a 24,4 segundos del final (117-116). Un final en el que Russell Westbrook ha errado dos penetraciones, la segunda saldada con tapón de Clint Capela, y en el que Raul Neto no ha acertado el tiro crucial que hubiera puesto a los suyos en la estela del triunfo, capturando el rebote Solomon Hill y metiendo dos libres importantísimos (119-116) cuando Hill no había anotado hasta ese momento ni un solo punto.

Con 119-116 tuvo Washington triple para empatar, un triple que cayó en las manos de su mejor especialista, Bertans, pero el letón no acertó.

Victoria local con liderazgo indiscutible de Trae Young, al que se veía al final del partido con una inmensa cara de felicidad. La estrella local metió 33 puntos, capturó 8 rebotes y dio 9 asistencias.

Además, 20 puntos de Bogdan Bogdanovic, incorporación providencial para este equipo, 18 tantos del decisivo Collins, 17 puntos y 11 rebotes sin fallar una sola aproximación al aro de Clint Capela y muy buenos minutos del joven Okongwu (11 puntos y 4 rebotes en 11 minutos).

En los Wizards, otro gran partido de Westbrook, aunque esta vez sin triple-doble. Russ se fue al descanso con 25 puntos y 8 asistencias para terminar el partido con 34 puntos y 15 pases de canasta, pero en esta ocasión no fue capaz de definir.

Washington tuvo además una segunda unidad excelente, con Gafford (16 puntos en 17 minutos) y Bertans (14 puntos) al frente. Raul Neto metió 14 puntos y Rui Hachimura no estuvo a la altura de las exigencias.

Cavaliers 102 Celtics 94

Resurrección de Kevin Love y entierro de unos Celtics que terminan en el play-in con más pena que gloria, especialmente si se tiene en cuenta que se quedan sin playoff directo tras caer con Cleveland Cavaliers, equipo que acumulaba 11 derrotas cosecutivas.

Boston se presentó en el partido sin Jaylen Brown, Kemba Walker y Marcus Smart, entre otras ausencias, pero hay que tener también en cuenta las muchísimas bajas que arrastra Cleveland, con Darius Garland a la cabeza.

Los Celtics tuvieron la versatilidad negativa de anotar solo 39 puntos en la primera mitad y encajar 60 en la segunda tras recibir nada menos que 35 puntos en el último cuarto.

Cavaliers gozó del mejor Kevin Love de la temporada. El otrora estelar jugador de la NBA firmó un partidazo: 30 puntos, 14 rebotes, 10 de 16 en campo y 6 de 9 desde el triple. Esos 30 puntos constituyen su máxima anotación del curso. Anotó Love 21 puntos en la segunda parte.

El otro gran jugador local fue el habitual de los Cavs, Collin Sexton, autor de 28 puntos y 8 asistencias (se fue 16 veces al tiro libre).

Se unió a Love y Sexton, aunque en mucha menor medida, Isaac Okoro, que acabó con 15 puntos, 6 rebotes y 6 asistencias.

Cleveland jugó con una parca rotación configurada por solo 8 jugadores.

El partido tuvo una doble carga emotiva. Por una parte, el caluroso recibimiento que tuvo Tristan Thompson en su primera visita a Cleveland tras su traspaso a Celtics; por otra, el último juego en casa de Anderson Varejao, que regresó de manera inesperada al que fuera su gran equipo en la NBA con un contrato de 10 días para este final de temporada.

Los Celtics fueron un desastre en ataque. Metieron el 35,6% de sus tiros tras hacer nada menos que 101 lanzamientos de campo, no estuvieron acertados desde el triple y solo fueron capaces de conectar 14 asistencias a pesar de todo ese volumen de ataques, a la postre improductivos. Lo único bueno para el equipo es que perdió muy pocos balones, algo inhabitual en Boston.

Jayson Tatum (visto lo visto no está muy claro para qué jugó este partido) sumó 29 puntos y 8 rebotes, Payton Pritchard logró 15 tantos y 7 rebotes y Evan Fournier, que venía haciendo buenos partidos, terminó con 15 puntos tras una horrible noche en el tiro (6 de 20). Las bajas llevaron a que fueran titulares Neismith y Waters.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar