JORNADA NBA / temporada regular 2020-2021

Milwaukee Bucks domina de principio a fin a los Sixers

Antetokounmpo, Middleton y un gran Portis lideran el triunfo de los de Budenholzer

Ángel Mustienes |

Milwaukee Bucks dominó de principio a fin a unos Sixers que afrontaban el partido en back-to-back. Se notó el descanso del equipo local, que llevaba 3 días sin jugar, y la baja de Ben Simmons en los visitantes, que recuperaron para el juego a Tobias Harris y Seth Curry.

Los locales ganaron por un engañoso 124-117 (llegaron a tener 21 de ventaja) tras meter el 55,6% de sus tiros de campo y ofrecer una tremenda exhibición desde el triple (20 de 40) -alcanzaron el final del tercer cuarto con 19 de 30-.

El principio ya marcó tendencia en el partido. Parcial de 10-0 en los primeros 96 segundos del encuentro con 5 puntos de Khris Middleton y otros 5 de Jrue Holiday, y primer tiempo muerto de los Sixers. La primera en la frente. Mala señal.

El golpe de inicio zarandeó bien a los visitantes, que no levantaron cabeza en todo el primer cuarto, perdiendo fuelle de manera acelerada.

Jugándose ese primer cuarto demoledor para Sixers, el marcador se fue hasta un tremendo 33-13 sin haber cumplido aún los 8 minutos de juego. La cosa pintaba mal, muy mal, para Philadelphia, que al menos capeó el temporal para irse de cuarto perdiendo 40-26.

Bucks había metido 14 de sus 19 tiros de campo y 6 de sus 9 triples. Y lo peor para Sixers fue que esa muy deficiente defensa no se la pudo quitar el equipo de encima a lo largo de los tres primeros cuartos. De hecho, encajó Sixers 77 puntos al descanso y 108 al acabar el tercer cuarto. La defensa visitante solo apareció en la recta final del encuentro, cuando ya era demasiado tarde.

Sixers, que tampoco pudo contar con Korkmaz, estuvo mal en sus labores de contención, anduvo muy lejos de su habitual intensidad en el juego y por momentos, y no pocos, se mostró como un equipo frágil, como una escuadra soft.

Los Bucks alcanzaron una máxima ventaja de 21 puntos al final del tercer cuarto tras un final de cuarto en el que Bobby Portis se cargó las esperanzas de unos Sixers que habían llegado a ponerse a 9 puntos (94-85) tras un parcial de 3-13.

El tercer cuarto fue una montaña rusa. Los Bucks se pusieron 19 arriba (91-72), los Sixers remontaron hasta un -9 (94-85) y a partir de ahí surgió el huracán Portis para definir de forma prácticamente definitiva el encuentro.

¡Portis metió 3 triples seguidos en el último minuto y medio del tercer cuarto, y todos desde el mismo metro cuadrado, desde la misma posición lateral, cerca de la esquina, como si hubiera pintado con una tiza el punto donde utilizar su triple como un arma de destrucción masiva!

El partido, en realidad, murió en el tercer cuarto, con esa exhibición del infalible Portis. Porque el resultado final, 124-117, es altamente engañoso y procede del empeño infatigable de la segunda unidad de Sixers de presionar hasta agotar sus casi nulas opciones. Hubo un momento en el que Milwaukee jugaba con sus titulares y Philadelphia con sus suplentes, y el marcador se estrechaba. Pero no pasó a mayores.

Milwaukee deja atrás con la victoria una racha negativa de 5 derrotas seguidas en casa. Y se pone 36-22.

Giannis Antetokounmpo, que empezó sin demasiada fuerza, terminó con 27 puntos, 16 rebotes y 6 asistencias, aunque erró 8 tiros libres; Khris Middleton, que hizo el camino inverso al de Anteto, añadió 24 puntos con 10 de 16 en el lanzamiento; y Portis logró 23 puntos y 3 tapones en 23 minutos con un impoluto 5 de 5 desde el triple.

Además, 16 puntos y 4 triples de Brook Lopez y 12 tantos y 11 asistencias de un Jrue Holiday que empezó el partido como una moto.

Milwaukee solo metió 16 puntos en el cuarto final al parar de manera drástica su exhibición desde el triple, haciendo 1 de 10 en los últimos 12 minutos del juego.

En Sixers, 24 puntos de Joel Embiid, que empieza a notar en sus carnes la temporada que está haciendo. Si en el partido anterior le dio un pequeño susto la rodilla, en este se echó más de una vez mano a su maltrecho hombro derecho. Pero una vez más sobrevivió con nota, aunque lejos de sus mejores parámetros. Eso sí, se permitió el lujo de ponerle un bello tapón a Antetokounmpo.

Shake Milton metió 20 puntos y Tobias Harris firmó en su regreso 18 más 6 asistencias, a pesar de no vérsele cómodo en la pista. George Hill ejerció como base titular.

Este duelo entre estos dos grandes del Este se repetirá este sábado.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar