JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Los Sixers doblegan a los Clippers en un gran duelo entre Embiid y George

Cuarto triunfo consecutivo de Sixers con 36 puntos de Embiid para seguir liderando el Este

George anota 36 y Patterson hace un gran partido en unos Clippers sin Kawhi Leonard

Ángel Mustienes |

Los Clippers se mostraron muy competitivos sin Kawhi Leonard, y esa capacidad de competir sin su gran estrella es ya un dato muy positivo, más aún cuando el rival no era otro que el líder de la Conferencia Este, Philadelphia 76ers.

Acumulaban los angelinos 7 victorias al hilo, y ahí se quedó la cosa. Los Sixers rompieron esa racha y prosiguieron con la suya, 4 triunfos seguidos, tras ganar por un ajustado 106-103 en un partido serio, nada de veleidades ofensivas sin freno, en el que fueron protagonistas centrales el local Joel Embiid y el visitante Paul George.

Fantástico duelo ofensivo entre Embiid y George, dos jugadores que también atesoran indudables dotes defensivas. El camerunés firmó 36 puntos y 14 rebotes, situándose en el 50% de acierto en el tiro y terminando con una serie de 16 de 18 desde los libres; el estadounidense hizo 37 puntos, 9 rebotes y 6 asistencias, anduvo por encima del 50% en el lanzamiento y su único pero fueron las pérdidas de balón. Ya suma George 5 partidos consecutivos sin bajar de 30 puntos.

Fue un partido con bajas, algo intrínseco a esta apretada y asfixiante temporada. Los Sixers jugaron sin Tobias Harris y Seth Curry, partiendo como titulares en su lugar Furkan Korkmaz y Mike Scott, a la par que no pudieron contar con Dwight Howard, y esto bien que se notó en la forzada rotación del equipo, y los Clippers añadieron la baja de Kawhi Leonard a las ya consabidas de Serge Ibaka y Patrick Beverley.

Más allá de todas esas bajas, el partido fue digno de ver por el nivel de intensidad de ambos equipos en defensa. No hubo relajaciones. Se jugó a ganar. Y el partido se lo llevó Sixers, un equipo que, además de su calidad, entrega en la cancha buenas dosis de intensidad y dominio físico.

Nada hacía presagiar un final apretado cuando en el arranque del partido, tras un triple inicial de Paul George, los Sixers endosaron a los Clippers un parcial de 20-0 para ponerse de inicio con marcador de 20-3, la que a la postre sería su mayor ventaja del partido.

Ese inicio arrollador del equipo local, con un Embiid dominante, hizo temer lo peor sobre la capacidad competitiva de los Clippers sin Kawhi, pero no fue sí, ya que el equipo californiano fue poco a poco ajustando su defensa y fue paulatinamente situándose en un partido que empezó con solo 3 puntos anotados en los primeros 5 minutos.

A partir de ahí, control constante del marcador de los Sixers, pero sin ser capaces de romper el partido. Clippers siempre fue a remolque, aunque llegó a situarse por delante en el marcador en la recta final del último cuarto hasta forzar un desenlace ajustado.

En ese desenlace, crucial Danny Green al anotar 2 libres ganadores a 9,8 segundos del final (106-103) y defender con acierto el intento triple de Marcus Morris que buscaba forzar la prórroga en el último momento.

Antes de ello, jugándose el último minuto, dos jugadas con un sello de calidad indudable con máxima tensión en la pista. La maravillosa asistencia de Ben Simmons para que Korkmaz anotara un precioso 2+1 con canasta a aro pasado (104-98 a 47,7 segundos), 3 puntos que parecían dar medio partido a los locales, y la respuesta inmediata tras tiempo muerto de los Clippers: asistencia estratosférica desde la banda de Rajon Rondo, ¡qué calidad la suya!, para trazar un alley-oop con Marcus Morris sin que apenas pasara el tiempo (104-100 de forma inmediata tras el 2+1 de Korkmaz). Buen tiralíneas procedente de la pizarra de Lue.

Esas dos jugadas hablan a las claras del nivel de dos equipos llamados a luchar por el título.

Con 104-100 llegó un triple de Reggie Jackson para poner toda la presión en los libres de Green tras una jugada diseñada por Rivers para que la falta de Clippers no recayera en Simmons.

Sixers ganó para ponerse 39-17 y Clippers perdió para quedarse en 39-19. Dos equipos top.

Los de Filadelfia tuvieron, además de Embiid, a un gran Korkmaz (18 puntos, 4 asistencias y 5 triples) y a dos jugadores que estuvieron por encima de sus estadísticas, es decir, que su juego e importancia real no se puede revelar a través de sus números: capitales Ben Simmons y Danny Green.

Simmons y Green jugaron a grandísimo nivel en defensa, tal y como hizo en los 23 minutos que dispuso Thybulle. Cuando Rivers, que hoy se enfrentaba a su exequipo Clippers, puso juntos en pista a estos tres jugadores unidos a Embiid, la defensa local trazó defensas de gran altura y extremo compromiso. Espectacular, para ver en vídeo, la jugada defensiva en la que Simmons casi corta un balón en la parte central de la defensa para en un abrir y cerrar de ojos poner un tapón a un triple lanzado desde la esquina.

En Clippers, además de George, grandísimos minutos de Patrick Patterson, que hizo mucho daño a Sixers con sus 18 puntos en 14 minutos tras meter 5 triples de 7 intentos -y además defendió-. Marcus Morris sumó 15 puntos y Rajon Rondo volvió a rendir bien tras sumar 10 puntos y 8 asistencias en 26 minutos. Defendió Rondo, estuvo ágil en ataque, se le vio muy involucrado, tiró bien a canasta y su equipo hizo un +7 con él en liza.

Se puede decir que la primera parte fue de Sixers (31-20 en el primer cuarto con solo tres jugadores visitantes anotando y 59-47 al descanso con defensa, rebote y control del balón) y que la segunda fue más de Clippers, cuando empezó a defender de verdad, dejando a los Sixers en 22 puntos en el tercer cuarto y metiéndose en el marcador hasta llegar a ponerlo a su favor (90-91 a 7:12 del final), todo para desembocar en un final en el que Green fue parte vital del triunfo de Sixers.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar