JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Pelicans para a Embiid y vence a Sixers con 37 puntos de Zion Williamson

Los de Van Gundy dejan de lado sus problemas defensivos y apuestan por sus hombres altos

Ingram vuelve al juego con poco acierto en el tiro tras estar 5 partidos de baja por lesión

Nigel Correas |

Pelicans venía de trabajar de forma deficiente en defensa. Y hoy tenía un hueso duro de roer: los Sixers de Joel Embiid. Ante tal reto, el equipo de Van Gundy respondió de forma más que convincente. Defensa y Zion Williamson para olvidar las penas.

Tremendo partido de Zion. Fue el joven jugador local una daga en el corazón de la defensa de Sixers. Nadie pudo sujetarlo. Imparable Williamson.  Su verticalidad amargó la noche a sus defensores. Terminó el partido con números para enmarcar. Hizo 37 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias. Con 15 de 28 en el tiro de campo. Y metió 14 puntos en el decisivo cuarto final.

Frente a la jornada feliz de Zion... un día para olvidar de Embiid. El camerunés mostró su rostro más humano. Se situó la estrella visitante entre los simples mortales. Y su equipo no supo salir del atolladero.

Excelente el ejercicio defensivo de Pelicans para ganar 101-94. Van Gundy apostó por sus hombres altos. Y a Embiid le fue muy mal. Otra vez compartieron pista por momentos Willy Hernangómez y Jaxson Hayes. Pero es que Van Gundy llegó a usar un quinteto con Zion, Hayes y Willy. Y otro con Adams, Hayes e Ingram. Sí, quintetos altos para parar el juego físico de Sixers. Equipos corpulentos para impedir el abuso al que someten constantemente Embiid y Simmons a sus rivales. Y funcionó.

Embiid metió 10 puntos en el primer cuarto. Parecía que se iba a comer el mundo. ¡Y solo hizo 4 puntos más en los 36 siguientes minutos! Nada que ver con el Embiid aspirante a MVP de la temporada.

Pelicans recuperó para el juego a Brandon Ingram. Logró 17 puntos y 8 rebotes. Pero anduvo muy errático en el tiro. Serie de 5 de 21. Mal. Su equipo jugó sin Lonzo Ball y sin Josh Hart. Pero tuvo a Hernangómez y a Hayes en muy buena línea. También a un Adams muy sacrificado en defensa.

El jugador madrileño entró en juego con solo 5 minutos de partido. Porque Adams había cometido un par de faltas. Y arrancó como un cohete. Muy serio su partido. Acabó con 10 puntos y 10 rebotes tras jugar 19 minutos. Sus tres primeras canastas fueron tres mates.

El máximo anotador visitante fue Tobias Harris con 23 puntos. Embiid se quedó en 14 tantos y 9 rebotes. Con 5 de 16 en el tiro. Ben Simmons se mostró completo, pero insuficiente. Y Seth Curry se fue del partido con 0 puntos tras fallar sus 7 lanzamientos.

El equipo local tapó sus deficiencias ofensivas con una gran defensa. La mayor de esas deficiencias fue el triple. Solo metieron 4 en todo el partido.

En su haber, su buena labor en los tableros. Y el forzar muchas pérdidas de Sixers. Estuvieron nublados en ataque los de Filadelfia. Y perdieron 19 balones.

A pesar de ello, Sixers nunca dejó de creer en la victoria. Ni siquiera cuando Pelicans se puso 15 arriba al principio del cuarto final. Llegaron a acercarse los visitantes hasta el 98-92. Pero un mate de Zion a 1:08 del final terminó por matar a los de Doc Rivers.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar