JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Partidazo de Towns en el regreso triunfal de Embiid

Sixers sufre para ganar 122-113 a Minnesota con 32 puntos de Harris y 24 de Embiid

Towns y Edwards lideran a unos Timberwolves sin Ricky Rubio y Malik Beasley

Ángel Mustienes |

El dominicano Karl-Anthony Towns se coló en todos los sentidos en el regreso al juego del recuperado Joel Embiid. El camerunés volvió a la competición tras perderse 10 partidos por una contusión ósea en la rodilla izquierda.

Los 3.071 espectadores que se dieron cita en el pabellón de los Sixers tenían muy claro su proceder: cánticos de "MVP, MVP..." para su ídolo Embiid desde que empezó a calentar y abucheos para Towns en las presentaciones y cuando tocaba el balón. El pique entre estos dos jugadores empieza a ser ya un clásico de la NBA, y otra vez no defraudó.

Towns hizo un partidazo y terminó con 39 puntos, 14 rebotes y 5 asistencias y 4 triples tras estar 44 minutos en la pista. Y de paso tuvo sus más y sus menos con el genio camerunés.

La estrella de Wolves se pegó el lujo de hacer un matazo en la cara de Embiid en el segundo cuarto con gesto de celebración y en ese mismo cuarto Embiid le devolvió la jugada con un circense 2+1 con falta del dominicano, jugada también celebrada ante la mirada del rival.

Más adelante llegaron las pequeñas tensiones. Falta de Towns que no gustó a Embiid, para más tarde hacer Embiid una falta muy fea a Towns que no fue considerada flagrante y que no se revisó ante el enfado del técnico visitante, Chris Finch.

Más allá de piques y salsas baloncestísticas, Embiid regresó en muy buen estado a las pistas, confesando tras el partido que se sintió "fenomenal". Hizo 24 puntos, 8 rebotes y 3 tapones en 29 minutos de acción, se fue 17 veces a la línea de libres y su equipo firmó un +20 con él en pista.

El pívot de Sixers jugó todo el partido con la rodilla izquierda fuertemente protegida y cuando era cambiado se sentaba en una silla aparte que le daba al jugador un aire de meditación.

Philadelphia tuvo que trabajar concienzudamente la victoria en un gran partido de Tobias Harris, que acabó con 32 puntos tras meter 13 de sus 17 tiros de campo.

Ben Simmons hizo 14 tantos, 8 rebotes y 6 asistencias y tanto Shake Milton como Seth Curry colaboraron lo suyo en ataque para situar a Sixers con marca de 34-15, igualado en la primera posición del Este con Nets, ambos en pugna con Bucks, que está detrás con 32-17. Son los tres grandes cocos de la conferencia.

Minnesota completó un muy buen partido y luchó hasta el final. Tiene la peor marca de la liga (12-38), pero al menos compite, no como otros equipos que están al fondo de la clasificación y que ya se dedican a cualquier cosa menos a competir.

Los visitantes jugaron sin Ricky Rubio (segundo partido que se pierde por culpa de la espalda) y sin Malik Beasley. Dos bajas de peso que sortearon bien.

Además de Towns, otro partido notable del novato Anthony Edwards, que pecó por ser poco generoso. A pesar de ello, muy bien el joven Edwards con 27 puntos en 41 minutos. Los titulares McDaniels y McLaughlin firmaron 14 puntos y 8 rebotes y 12 tantos, 9 asistencias y 3 robos, respectivamente. Y el español Juancho Hernangómez jugó 2 minutos testimoniales que no le dieron para nada.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar