JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Boston gana a unos Clippers sin Kawhi Leonard

Victoria por 117-112 ante los angelinos con Kemba Walker volviendo a liderar al equipo

Los Celtics vuelven a imponerse en un final apretado para sumar tres triunfos seguidos

hispanosnba.com |

Los Clippers sin Kawhi no son los Clippers. Y los Celtics con Kemba Walker afinado se acercan más a los Celtics. Ganó Boston un partido enormemente equilibrado que se definió en un mal final. En esa deficiente resolución, Boston fue el menos desajustado.

Esta vez no fue Jayson Tatum el que definió, ni mucho menos. El partido de Tatum osciló entre el quiero y el no puedo. Tampoco definió el partido Paul George. La suya fue una notable actuación. Se echó el equipo a la espalda para compensar la baja de Kawhi. Pero no estuvo fino en la recta final. Tampoco definió Jaylen Brown. Cuajó Brown un fantástico primer cuarto. Y ahí se le fue la poca gasolina que le quedaba. Tampoco definió Kemba Walker. Aunque fue el mejor jugador local en los tres primeros cuartos. No, los que definieron fueron Robert Williams III y Daniel Theis. El primero con un par de rebotes impotantes y un tiro libre. Y el alemán con los dos libres que resolvieron. Los que pusieron el 116-112 a 10,2 segundos del final.

Porque fue un final errático. Tatum había emergido por fin de su cueva. Y puso con su acierto a su equipo 11 puntos arriba (111-100). Quedaban 4:23 para el final. Pero Boston fue incapaz de romper el partido. Y se llegó con igualdad al final. Lo que merecía el desempeño de ambos equipos. Kemba falló un triple. Tatum perdió dos balones. George metió el triple para el 114-112. Pero erró 3 en la recta final. Los errores pudieron con los aciertos en el momento de la verdad.

A Clippers todo se le empezó a torcer antes del inicio del partido. Cuando se anunció la baja de última hora de Kawhi. Titularidad para Reggie Jackson, que estuvo muy bien. Y después, ya jugando, Marcus Morris a vestuarios por conmoción. Quedaban 46,8 segundos para llegar al descanso cuando sucedió. Se marchó del partido para no volver. Y fue importante. Porque llevaba 10 puntos en los 15 minutos que había jugado.

El partido tenía que haber empezado en torno a las siete y media de la tarde (hora del Este de Estados Unidos), pero el salto inicial no tuvo lugar hasta las siete y cincuenta y dos. Retraso notable como para tomar impulso. Y empezó el choque con juego celérico. Un primer cuarto lleno de acierto ofensivo para el 35-32, con 14 puntos de Jaylen Brown y 12 de Paul George.

Morris adelantó a los suyos en la recta final del segundo cuarto con un triple. La igualdad era la tónica del partido: 62-63 al descanso, 88-89 al final del tercer cuarto. Acierto de ambos equipos desde el triple, pocas pérdidas de balón y todo por decidir en un final ajustado.

Kemba sostuvo a los suyos en los tres primeros cuartos, pero apenas metió un punto en el decisivo cuarto final. Sumó 25 puntos, 6 asistencias y 6 triples. Brown metió 18 (14 en el primer cuarto y 4 en el resto) y Tatum se quedó en 14 con muy malos porcentajes. En el 17º partido sin Marcus Smart.

En el capítulo positivo, los buenos números de Tristan Thompson y, sobre todo, el rendimiento una vez más de los jóvenes suplentes Pritchard (14 puntos y 4 asistencias) y Williams III (13 tantos, 8 rebotes, 4 asistencias y 3 tapones), un portento de la naturaleza que parece dispuesto a explotar en cualquier momento.

Clippers anda en mala racha. Paul George metió 32 puntos y Reggie Jackson hizo 25 más 7 asistencias y 5 de 6 desde el triple.

El hispano-congoleño Ibaka jugó 28 minutos para terminar con 7 puntos, 3 rebotes y 2 tapones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar