JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Nets gana a Clippers en un gran partido con Irving anotando 39 puntos

Equilibrado encuentro con 90 puntos del big three local incluyendo un triple-doble de Harden

Clippers pierde pese a los 80 puntos anotados por Kawhi, George y Batum

Ángel Mustienes |

Era el partido de la jornada y no defraudó a nadie. El Nets-Clippers respondió a todas las expectativas convirtiéndose en uno de los mejores partidos en lo que va de temporada. Victoria local por 124-120 con 39 puntos de Kyrie Irving y 90 del big three local.

El encuentro tuvo de todo: equilibrio en el juego y el marcador, emoción hasta el final, exquisitas definiciones en ataque, intensidad en la contienda e incluso momentos de gran compromiso defensivo. Y las estrellas en liza no defraudaron, enfrascadas todas ellas en una lucha sin cuartel que ha tenido que agradar a los paladares más exquisitos.

Ganaron los Nets con James Harden asumiento masivamente la labor de organización del juego y con Kyrie Irving y Kevin Durant ejerciendo su baloncesto de seda, porque ambos tienen un baloncesto cargado de belleza, encaminados ambos a la anotación.

Tremendo el partido de Irving, autor de 39 puntos con 15 de 23 en el tiro de campo que incluyó un gran 6 de 8 desde el triple. Suyos fueron los 2 tiros libres con los que se cerró defitivamente el partido con 1,9 segundos por jugar.

Clippers hizo un partido muy serio, venía de ganar 10 de sus últimos 11 encuentros, pero se encontró con el torrente de juego del trío estelar de Brooklyn, un talento ofensivo que sumado convierte el ataque de los Nets en una locura imparable. Irving, Durant y Harden anotaron 90 puntos de los 124 de su equipo y en el cuarto final hicieron 29 (10 Irving, 10 Harden y 9 Durant) de los 36 encestados por los locales. Las cifras hablan por sí solas.

Durant finalizó con 28 puntos y 9 rebotes tras hacer un tremendo 11 de 13 en el tiro y Harden completó un triple-doble con 23 puntos, 11 rebotes y 14 asistencias, sumando esas 14 asistencias por las 2 que lograron entre Irving (2) y Durant (0), lo que deja bien claro quién fue el catalizador del juego desde el bote.

Eso le hizo mucho bien a los Nets, como le hace un bien enorme a Harden poder sentirse el Harden omnipresente cuando juega con los compañeros de la segunda unidad sin Durant e Irving al lado, lo que es un lujo para los Nets.

Por otra parte, este Irving centrado es un Irving imparable, y dichoso de ver, ¡y qué decir de Durant!: parece que nunca hubiera pasado por una lesión de Aquiles. Asombroso.

También pudo ayudar a Brooklyn el hecho de que Tyronn Lue decidiera seguir la apuesta de los Nets y jugar todo el cuarto final sin un pívot, siendo Serge Ibaka el gran damnificado. Parece incomprensible que Lue no siguiera hurgando en la herida interior de los Nets, más aún pensando en lo bien que le fue en el primer cuarto cuando esa herida se manifestó en la falta de rebote, lo que hizo que Ibaka dominara los tableros a su antojo.

Al big three local, Clippers opuso su big three particular, un trío que sumó 80 puntos. Kawhi Leonard, brutal su primer cuarto, sumó 33 puntos y 4 robos de balón, y falló un tiro libre en el partido (llevaba 44 seguidos sin errar). Es un fuera de serie en los dos lados de la cancha. Paul George se fue a 26 puntos y 6 asistencias, asumiendo bastante ofensiva a partir del tercer cuarto. Y Nicolas Batum añadió 21 puntos, 6 rebotes y 5 triples, ¡lástima que fallara en un momento crucial del final del partido, porque el francés está haciendo callar muchas bocas! Además, buen partido de Marcus Morris (16 puntos y defensa).

Serge Ibaka hizo 9 puntos y 10 rebotes tras no pisar la cancha en todo el cuarto final. Jugó 21 minutos.

El final del partido resultó interminable cuando parecía que se había terminado. Un parcial de 13-0 ejecutado al completo por el big three local había puesto a Brooklyn con 110-102 en el marcador y algo más tarde un triple de Kevin Durant colocó un claro 118-108 a 1:55 del final.

Pues bien, no se rindió Clippers. A patir de ahí, vimos de todo: un triple de Batum, un mal tiro de Reggie Jackson, un 2+1 de Marcus Morris (118-114), una gran defensa de Durant a Kawhi, un triplazo desde la esquina de Paul George (118-117)... y a los Nets haciendo un par de faltas a la europea, alejados de los cánones de la NBA, adoptando un esquema de lo más pragmático.

También vimos una presión ejercida tan arriba que Harden sacó de fondo hacia la otra canasta donde estaba solo Jeff Green. Vimos a este fallar un libre importante. Vimos una revisión de falta a campo abierto que no prosperó y llegamos al momento Batum.

Resultado: 122-119. Dos libres para el francés. Tenía que meter el primero y tirar a fallar el segundo con 3,1 segundos por jugar para apurar las opciones visitantes. Pues bien, el francés erró el primero y metió el segundo a pesar de lanzarlo deliberadamente a fallar. Y con ese trueque maldito se le fue el partido definitivamente a los Clippers, ya que Irving no perdonó desde los libres, yéndose de la pista con una sonrisa de oreja a oreja. No era para menos: partidazo el suyo y gran victoria de su equipo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar