JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2020-2021

Lillard derrota a los Bulls con 2 triples mágicos

Portland Trail Blazers gana sobre la bocina con 44 puntos y 8 triples de su gran estrella

Las actuaciones de Markkanen y LaVine quedan en nada por el mal final de Chicago

Ángel Mustienes |

Damian Lillard es pura magia. El base de Portland Trail Blazers ha vuelto a fabricar un milagro de los suyos y con él se ha llevado por delante a unos Bulls que tenían el partido de cara. En los últimos 11 segundos del partido Lillard se ha inventado 2 triples mágicos para ganar.

Como si tuviera una varita en sus manos. Es Damian Lillard. Su carta de presentación es la genialidad, una genialidad que se viste muchas veces de maravillosa irreverencia. Coby White había puesto el 122-117 desde la línea de libres a falta de 11,5 segundos. El encuentro estaba medio finiquitado. Pero solo medio, porque no puede estarlo entero cuando el rival tiene a Lillard en sus filas. Entonces llegó el momento, mejor, el doble momento.

Con 122-117 Lillard se marcó ante White un triple antológico desde su casa, un triple cargado de insolente irreverencia. El balón llegó después a Zach LaVine y de inmediato Gary Trent Jr. y Rodney Hood le hicieron un excelente dos contra uno que no supo resolver LaVine, acabando el lance en un salto entre dos con participación de LaVine y Trent Jr. Restaban 6,2 segundos. Llegó ese salto entre dos y la bola quedó sin dueño, entre jugadores, a trompicones, hasta acabar en las manos de Lillard, que sin posición, con Markkanen delante, sin tiempo casi para reaccionar enchufó un triplazo sobre la bocina. Lo había hecho una vez más. 'Dame time' en estado puro.

Aquí tenéis el último minuto de partido de Damian Lillard, minuto en el que anotó 8 puntos. No tiene desperdicio.

Ganaban los Blazers el partido 122-123 con 44 puntos, 9 asistencias y 8 triples de su gran estrella, que con su grandiosa actuación había cubierto las bajas de C.J. McCollum y Jusuf Nurkic. Brutal.

Además, 22 puntos y 11 rebotes de Enes Kanter y 18 tantos y 4 robos de Gary Trent Jr., crucial en esa jugada defensiva final.

Volvió Robert Covington al juego tras una ausencia de dos partidos y trabajó bien atrás.

Portland terminó ganando, pero lo hizo sufriendo, sin haber podido concretar su ventaja de 19 puntos adquirida en el tercer cuarto (58-77), un cuarto que acabó 86-93 para dar vida a Chicago.

Fue el Bulls-Blazers un partido de duelo sin cuartel desde el triple. Los locales metieron 21 y los visitantes 17.

Fue un partido en el que finalmente no valieron los 31 puntos de Lauri Markkanen ni los 26 de Zach LaVine (encestaron entre ambos 12 triples, 6 por cabeza), como tampoco sirvieron los 20 tantos de Coby White ni el completísimo partido de Thaddeus Young, autor de 8 puntos, 11 rebotes y 11 asistencias.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar