JORNADA NBA / Playoffs 2020-fINAL eSTE

El novato Herro pone 3-1 a Miami tras meterle 37 puntos a los Celtics

Miami Heat gana 112-109 con Herro, Butler, Dragic y Adebayo anotando 20 o más puntos

Boston lucha hasta el final con Tatum haciendo 0 puntos en la primera parte y 28 en la segunda

Ángel Mustienes |

Se llama Tyler Herro y dicen que es novato, pero lo cierto es que atesora en su mente el desparpajo de un chaval envuelto en la templanza de un veterano. Hoy los Celtics lo han sufrido más que nunca. El chaval Herro se ha convertido en el señor Herro ante los ojos de todos los aficionados de la NBA. Tiene un talento especial este muchacho de 20 años.

Derrota peliaguda para los Celtics, que han caído 112-109 para situarse 3-1 en las Finales del Este, lo que les deja al borde del abismo.

Estos Heat están abrasando a todos sus rivales en la burbuja de Orlando. Sin moverse de su estado, Miami está desplegando un baloncesto sin fisuras que está dejando K.O. uno a uno a sus contrincantes.

Lo de Herro hoy ha sido simplemente espectacular. El novato de Heat ha terminado el partido con números históricos. Ha sumado 37 puntos, 6 rebotes y 3 asistencias tras meter 14 de sus 21 tiros de campo y enchufar 5 triples.

Partiendo una vez más desde la suplencia ha jugado minutos de titular y ha terminado, por supuesto, el partido disputando los momentos de la verdad. Y la suya ha sido una verdad amarga para Boston, ¡ya que ha metido 17 puntos en el último cuarto, 4 de los cuales cayeron en el último minuto!

Herro suma ya 13 partidos de playoffs seguidos sin bajar de 10 puntos siendo novato y suplente, algo que solo consiguió en su día Manu Ginóbili. Además, se ha convertido hoy en el quinto novato en hacer un partido de al menos 30 puntos en unas finales de conferencia. Además de batir el récord de anotación de un novato de Heat en playoffs, superando a Dwyane Wade.

Pero Miami es mucho más que Tyler Herro, claro está, como demuestra que han sido 4 los jugadores del equipo de Spoelstra que han terminado con 20 o más puntos. Jimmy Butler ha hecho 24 puntos y 9 rebotes; Goran Dragic ha ayudado con 22 tantos; y Bam Adebayo ha firmado 20 puntos, 12 rebotes y 4 asistencias.

Esas actuaciones han compensado el 1 de 9 de Jae Crowder en el tiro, un Crowder que trabajó muy bien en defensa en la primera parte y poco más, el 0 de 5 de Duncan Robinson o la desaparición en la postemporada de Kendrick Nunn.

Hoy, Spoesltra ha utilizado una rotación ultracorta de 7 jugadores más un octavo inédito, un Solomon Hill que ha estado 4 minutos en pista. No han jugado ni Kelly Olynyk, ni el citado Nunn, ni Derrick Jones Jr. Y la cosa le ha ido bien a los de Florida, que han ido por delante en el marcador buena parte del partido a pesar de su mala noche desde el triple (10 anotados con un 27% de efectividad).

Boston lo ha luchado hasta el final después de ir muchos minutos a remolque. Las pérdidas de balón han matado a los de Brad Stevens. Nada menos que 19.

De hecho, Boston recortó distancias en el tercer cuarto gracias a que por fin controló las pérdidas de balón. Se había puesto Miami 58-46 al inicio del cuarto, momento en el que Celtics había perdido su decimosegunda bola (extravió nada menos que 11 en la primera parte). A patir de esa decimosegunda pérdida, cero más en todo el tercer cuarto para situarse al final del mismo en un apretado 77-76 tras el despertar de Jayson Tatum.

Tatum ofreció una actuación bipolar. ¡En la primera parte 0 puntos y en la segunda 28! Eso sí, el alero de Boston es de los que hace incluso cuando parece que no hace, ya que en esa primera mitad en la que la defensa de Crowder y sus malos tiros le dejó a cero, Tatum firmó 7 rebotes, 3 asistencias y 2 tapones.

El despertar de la gran estrella de Boston, con 16 puntos en el tercer cuarto, y el mejor cuidado en las posesiones hizo que el equipo volviera a meterse en el marcador, e incluso Boston se puso por delante al inicio del cuarto final con un mate de Daniel Theis (84-85).

Pero con ese resultado adverso volvió a emerger la genialidad del joven Herro, y los Celtics pasaron desde ese momento hasta el final a vivir de nuevo a remolque.

Aún así sobrevivieron. Gracias a Tatum, con aportaciones de Jaylen Brown, con pinceladas de Kemba Walker y con la buena ayuda del recuperado Gordon Hayward. Ellos fueron los mejores de su equipo.

Tatum terminó con 28 puntos, 9 rebotes y 3 tapones; Brown con 21 más 9 rebotes; Kemba con 20 puntos; y Hayward con 14 tantos y 7 rebotes.

Otra cuestión fue Marcus Smart. Sí, hizo 10 puntos y 11 asistencias, pero con 3 de 12 en el tiro de campo (1 de 8 desde el triple) y perdiendo 3 balones en el decisivo cuarto final. No fue su mejor día.

A pesar de los lastres de Boston, el final fue emocionante. En parte porque los Celtics nunca se rindieron y en parte porque los árbitros tomaron un par de decisiones más que dudosas en el último minuto, como fueron la de no pitar una falta en ataque a Tatum en una penetración ante Butler o la de otorgar 3 tiros libres a Kemba Walker faltando 9 segundos para el final en otro jugada con Butler.

Tuvo que ser el propio Butler el que sentenciara el partido a duras penas desde los libres, y aún así Boston tuvo 11 décimas de segundo para buscar un milagro final sacando desde su aro, un milagro que no llegó.

Ahora, Boston tiene que aferrarse al hecho de que se está jugando en la burbuja, una condición esta que hace más viable remontar un 3-1, pero viendo como está Miami parece difícil.

Mientras eso sucede o no, el bueno de Pat Riley se relame los colmillos desde el palco con su mascarilla ocultándonos tal vez una pequeña sonrisa.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar