JORNADA NBA / Playoffs 2020

Clippers deja fuera a Dallas tras otro brutal duelo entre Kawhi y Doncic

Los angelinos dominan el partido y se imponen 97-111 para ganar la serie 4-2

Marcus Morris es expulsado en el primer cuarto tras una falta flagrante a Doncic

Ángel Mustienes |

Se terminó la andadura de Luka Doncic en la presente temporada. El esloveno se despidió, eso sí, con otro duelo estelar con Kawhi Leonard para regocijo de los aficionados. Dallas perseguía un imposible e imposible fue. El mejor equipo terminó imponiéndose.

Clippers dominó a partir del tercer cuarto, pero una reacción de los Mavericks metió el susto en el cuerpo al equipo de Doc Rivers, un susto que duró poco, el tiempo que tardó Kawhi Leonard en solucionar la ecuación a través de su tiro a media distancia.

Victoria de Clippers por 97-111 para alcanzar el 4-2 y pasar a la segunda ronda. Y aplauso colectivo para estos Mavericks que han luchado a lo grande ante uno de los grandes favoritos de la competición superando como han podido sus adversidades: la expulsión de Porzingis en el primer partido, las faltas de Doncic en el segundo, la lesión del esloveno en el tercero y las ausencias del letón en el cuarto, el quinto y el sexto. Casi nada.

A nivel colectivo, nunca hubo dudas en este sexto juego de la superioridad de Clippers. A nivel individual, brutales la actuaciones de Kawhi, que además decidió al final, y Doncic, que obró el milagro de casi remontar el partido él solo sobreponiéndose a la ausencia de Porzingis y al mal partido de Tim Hardaway Jr.

Kawhi firmó 33 puntos, 14 rebotes, 7 asistencias, 5 robos de balón y 14 de 23 en el tiro de campo; Luka se despidió de sus primeros playoffs con 38 puntos, 9 rebotes, 9 asistencias, 15 de 28 en el tiro de campo y 4 triples anotados. Son de otra galaxia.

Leonard se convierte en el primer jugador que en las últimas dos décadas firma un partido de playoffs con al menos 30 puntos, 10 rebotes, 5 asistencias y 5 robos, lo que da una idea de lo completo que se ha mostrado, a lo que hay que añadir su capacidad para resolver el partido.

Acompañaron a Kawhi, Paul George (15 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias), aunque fue de más a menos desapareciendo en la segunda parte y no estuvo fino en el tiro, Ivica Zubac (15 tantos y 11 rebotes), muy buena su postemporada hasta ahora, y Reggie Jackson (14 puntos y 4 triples).

En el lado negativo, Lou Williams (1 de 9 en el tiro) y Montrezl Harrell, que sigue perdiendo fuerza ante Zubac, por no hablar de Morris, claro.

Doncic, mientras, estuvo acompañado en momentos puntuales por Dorian Finney-Smith (16 puntos) y sintió a su lado el gran trabajo de Maxi Kleber y el poder de intimidación de Boban Marjanovic.

Dallas aguantó en los dos primeros cuartos. El primero lo ganó 34-29, y tuvo como momento álgido la justa expulsión de Marcus Morris por pegarle un duro mandoble a Doncic cuando estaba en su marca. Más madera.

En el segundo cuarto, 51-57 para los de Doc Rivers tras ajustar su defensa y dejar en 17 puntos a Dallas, con Paul George y Kawhi Leonard al frente, y a pesar de las 8 pérdidas de balón que acumulaba ya el equipo al descanso.

El problema de los Mavs comenzó en la reanudación. ¡Tremendo parcial de 20-3 para Clippers en 5 minutos para ponerse con 23 puntos de ventaja: 54-77! La defensa angelina ahogaba en parte a los texanos, pero la realidad profunda es que Dallas movía muy bien el balón por el perímetro para ejecutar después de un modo muy deficiente sus tiros lejanos. Y la paciencia se le fue acabando a los tiradores de Mavericks.

Con esos 23 puntos de desventaja de Dallas, todo parecía acabado, pero había una persona en la cancha que se negaba a aceptarlo, y no era otra que Luka Doncic.

Enorme su final de tercer cuarto, ¡consiguiendo 3 jugadas de 3 puntos consecutivas -un triple y dos acciones de 2+1- ante la mismísima defensa de Paul George! Y la desventaja pasó en un periquete de 23 puntos a 11, terminando el cuarto 74-85. Todavía había partido.

Parecía que Clippers estaba controlando el cuarto final hasta que llegó una nueva reacción de Dallas, que con un triple de Doncic se llegó a poner a 6 puntos (82-88). ¿El milagro era posible? Pues, se demostró que no. Porque Kahwi Leonard dio a todo el mundo un baño de realidad percutiendo contra Dallas con su infalible tiro de media distancia. Y ahí se acabó todo.

Clippers ganó con justicia y sigue adelante; Mavericks cae con dignidad y se va dejando un gran sabor de boca. Ahora, los californianos esperan al ganador del Nuggets-Jazz.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar