JORNADA NBA / Playoffs 2020

Paul George resucita y los Clippers destrozan a Dallas 154-111

George y Leonard dominan a unos Mavericks sin Porzingis y con un Doncic limitado

Clippers bate récords de la franquicia en la ofensiva tras acabar con 154 puntos

Ángel Mustienes |

Esta vez no hubo milagro. Los Clippers salieron en modo rodillo fruto de sus urgencias y acabaron con el partido por la vía rápida aprovechando una nueva ausencia de Kristaps Porzingis y las limitaciones que arrastra Luka Doncic.

El resultado no pudo ser más estruendoso. Humillación en toda regla para intentar romper anímicamente al rival. ¡Nada menos que 43 puntos de ventaja con un escandaloso 154-111!

Esos 154 puntos son el récord de la franquicia en un partido de playoff, como lo son los 76 puntos que el equipo de Los Ángeles anotó en la primera parte y los 22 triples con los que Clippers acabó el partido, 22 triples anotados con un 62,9% de efectividad.

Con este triunfo, Clippers se pone 3-2 en la dura serie con el equipo texano.

Clave en la paliza de Clippers sobre Mavericks, la resurrección feliz de Paul George, autor de 35 puntos cuando en los 4 partidos anteriores de la serie apenas promedió 15 con horribles porcentajes.

¡PG metió esos 35 puntos jugando solo 25 minutos! Toda una exhibición. Se marchó del partido quedando 7:54 para el final, cuando su equipo ya dominaba por 32 puntos, y esa ventaja se quedó corta para lo que luego llegaría en los minutos de la basura finales.

Kawhi Leonard acabó con 32 puntos y 7 rebotes, dominando todas las facetas del juego y adueñándose durante muchos minutos de la cancha. Y el sobreexcitado Montrezl Harrell se fue a 19 tantos y 11 rebotes, si bien gran parte de su estadística llegó en minutos descargados de trascendencia alguna.

El encuentro se decidió en el primer cuarto, por la vía ultrarrápida. Arrancaron muy bien los Mavs con un parcial de 9-16, pero a partir de ahí surgió la mejor versión de Clippers con el dúo demoledor Kawhi-PG haciendo trizas a la muy permeable defensa rival.

Primero, vino un parcial de 19-0 para Clippers, un parcial que aumentó hasta el final del cuarto hasta un brutal 32-6 para acabar el período con 41-22 a favor de los de Doc Rivers. Una apisonadora había aplanado las complicadas opciones de Dallas.

Al final del cuarto, entre Kawhi (15 puntos) y George (9) sumaban 24 puntos, 2 más que los 22 que había logrado todo el equipo de Dallas.

El único aspecto negativo para Clippers había sido la retirada a vestuarios de Reggie Jackson por un problema físico. Más allá de eso, los 'locales' habían barrido al equipo texano en los dos lados de la cancha, con una excelsa defensa y un ataque demoledor que les llevó a irse del cuarto con un 66,7% de acierto en el tiro de campo.

Dallas había encajado 41 puntos, cifra que habla sin tapujos de su defensa, había permitido capturar en su aro 5 rebotes a los californianos y ya había perdido 7 balones.

Comenzó el segundo cuarto y más de lo mismo. Los de Rivers se pusieron de inmediato por encima de los 20 de ventaja con un Paul George que estaba a tope, pero que terminó cometiendo su tercera falta.

Clippers se puso minutos después 27 arriba, Doncic recibió una técnica porque andaba ya desesperado e impotente y el partido llegó al descanso con 76-52 en el luminoso, con los Clippers siguiendo el camino emprendido por los Lakers la noche anterior.

En esos momentos, el dúo Montrezl Harrell-Lou Williams solo llevaba 5 puntos, pero el resto de los hombres importantes funcionaba como un reloj, con Kawhi en 22 puntos y George en 18. Clippers ya había metido 10 triples con un acierto por encima del 50%.

La única esperanza para Dallas era empezar bien el tercer cuarto, y ocurrió todo lo contrario. De inicio, 7-0 con 5 puntos de George para superar la treintena de ventaja (83-52).

Dallas empezaba a desesperarse por completo. Tim Hardaway Jr. hizo una fea falta a Paul George que fue sancionada como flagrante 1, Rick Carlisle fue expulsado más tarde tras protestar airadamente a los árbitros (el arbitraje fue malo nuevamente), George cometió su cuarta falta... pero el resultado oscilaba en términos poco competitivos, con los Mavs incapaces de reducir distancias. Y terminó el cuarto 111-86 con los Clippers en un 60% de acierto en el tiro y con ya 15 triples en su haber.

Todo el último cuarto fue materia sobrante, pero ni aún así Clippers quiso soltar a su presa. Y es que el partido, más allá de la holgura en el marcador, nunca de deshizo de un ambiente tenso, ambiente que derivó en 6 técnicas, una falta flagrante y una expulsión.

Este último cuarto sirvió para que los Clippers ampliaran aún más su ventaja y para ver el debut en playoffs de un jugador con pasaporte boliviano, Josh Reaves, nacido en Estados Unidos de madre boliviana. Metió 4 puntos.

Dallas se fue del partido triste, con una versión gris de Luka Doncic, que sigue arrastrando su problema en el tobillo. Hizo el esloveno 22 puntos y 8 rebotes con malos porcentajes de tiro. Se le vio espeso, en parte por la defensa que le aplicó Clippers, en parte por su estado físico, en parte porque no tuvo su noche.

Eso sin contar que pudo tener un susto grande cuando Marcus Morris, que hizo un muy buen partido, le pisó el pie y le dejó sin zapatilla, una jugada en la que más de uno vio acción intencionada del jugador de Clippers. De ser así, se trataría de una acción peligrosa y sancionable.

Tim Hardaway Jr. se fue a 19 puntos. Y pare usted de contar en los Mavs. Una pesadilla para Dallas la vivida esta noche, sobre todo en defensa. Una paliza sin medias tintas propinada por unos Clippers que necesitaban dar un golpe de autoridad como este.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar