JORNADA NBA / Playoffs 2020

Los Lakers barren a los Blazers en el Día de Kobe

LeBron lidera el triunfo para poner 3-1 a Lakers y llega a los 7.000 puntos en playoffs

Anthony Davis y Damian Lillard se van del partido con problemas físicos

Ángel Mustienes |

Exhibición de Lakers en el Día de Kobe ante unos Blazers muy mermados, casi destruidos. El cuarto partido de la serie no tuvo historia competitiva, ya que Lakers se marchó desde el inicio, se fue al descanso ganando 51-80 y se paseó durante toda la segunda parte hasta ganar 115-135.

El partido se rompió prácticamente desde el salto inicial. Parcial de salida de 0-15 para unos Lakers sin rival, con Portland tardando 4 minutos y 15 segundos en anotar sus primeros puntos.

Por esas cosas de la vida, esas benditas coincidencias que parecen construirse como un rompecabezas, el partido se situó en un momento dado del primer cuarto en un marcador de 8-24, justo los dos dorsales que llevó en la NBA el homenajeado Kobe Bryant, justo el día 24 de agosto (8-24 en Estados Unidos), el día del partido, fecha motivo del homenaje por lo ya mencionado y por la cercanía al que hubiera sido el 42º cumpleaños de Bryant, el pasado domingo.

Todo en la cancha recordaba a Kobe y a su hija Gianna, trágicamente fallecidos el pasado mes de enero. Las camisetas negras de Lakers "Black Mamba" con textura de serpiente utilizadas para la ocasión, los parches con el número 2 de Gianna insertados en esas camisetas, las iniciales KB y el propio número 2 ubicados en los laterales de la cancha, las zapatillas de algunos jugadores... Y en ese marco de sentido tributo los Lakers se ensañaron con un contrincante que está ya para pocos trotes.

La distancia en el marcador fue creciendo en el primer cuarto: +18, +20, +22, +24... hasta terminar el cuarto 25-43 con esa máxima de 24 conseguida con anterioridad.

El primer cuarto ya lo había roto todo. Anthony Davis llevaba ya 16 puntos, Kentavious Caldwell-Pope se había lucido, LeBron James calentaba motores... y los Lakers presentaban un 68,4% en el tiro de campo, habían metido ya 5 triples y habían dispuesto de 16 tiros libres. Todo ante la mirada del legendario Laker Elgin Baylor como espectador virtual a sus 85 años.

Lo de Portland era otra historia. Solo Jusuf Nurkic mantenía el tipo, sacando fuerzas de flaqueza, aunque en defensa se le veía que no podía. C.J. McCollum lidiaba mal con su dolor de espalda, Damian Lillard era otro entre su dedo dislocado y otros achaques, Carmelo Anthony no tenía fuelle para gran cosa...

Llegado el segundo cuarto, todo siguió igual, si no peor. LeBron entró en ebullición, tanto que metió 14 puntos en el segundo cuarto y que le dio para enchufar un triple a 1:05 del descanso con el que llegaba a los 7.000 puntos en playoffs, cuando nadie más en la historia ha alcanzado ni siquiera los 6.000.

Más allá de esa marca histórica de LeBron, los Lakers iban camino de otra marca histórica de carácter ofensivo, y se plantaron en el descanso ganando 51-80 con 22 puntos y 7 asistencias de James y 18 de Davis. Lakers estaba ya en 19 asistencias, un 61,4% en el lanzamiento de campo y 11 triples anotados con una efectividad del 57,9%.

Porque era en las piernas a la hora de defender donde más se notaba el lastre físico de los Blazers, que parecían estar pidiendo la hora desde el salto inicial.

Esos 80 puntos son la anotación más alta del equipo angelino en una media parte desde 1987.

El partido en el tercer cuarto careció de cualquier interés y solo trajo que disgustos, como las salidas del encuentro de Anthony Davis por dolores en la espalda (retirada por simple precaución) y de un capitidisminuido Damian Lillard con problemas en la rodilla derecha (esta salida con peor pinta).

El tercer cuarto terminó 87-112 y en el último tampoco se vio a LeBron porque con tal paliza tocaba descansar. Al final, un decoroso para Portland 115-135 tras muchos minutos de la basura.

LeBron acabó con 30 puntos y 10 asistencias, fallando solo 2 tiros, Davis añadió 18 en solo 18 minutos y Kyle Kuzma, otros 18 en 22 minutos con 5 triples anotados.

Lakers, que llegó a amasar una ventaja de 38 puntos (53-91 al principio del tercer cuarto), gana así 3 partidos consecutivos tras perder el primero, siguiendo la misma senda que los Bucks en el Este.

En Portland, 20 puntos y 13 rebotes de Nurkic, 18 puntos de McCollum y 16 de Anthony. Lillard se quedó en 11 puntos y 4 asistencias. Se le ve ya que está al borde de la aniquilación. Y ese problema en la rodilla podría ser la puntilla para el jugador que ha guiado con mano firme y brillante a los suyos en esta burbuja.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar