JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2019-2020

Tras un agónico final de Blazers... Portland y Memphis jugarán el play-in

LeVert tuvo en la mano el triunfo de Nets que hubiera clasificado a Suns y eliminado a Blazers

Grandes actuaciones personales de Lillard, LeVert, Brooks y Valanciunas

Ángel Mustienes |

Todo se presumía fácil. Grizzlies y Suns habían ganado sus partidos y habían dejado sin respuesta alguna a los Spurs. Y el desenlace estaba cantado: Portland ganaría a los frágiles Nets y jugaría el play-in contra Grizzlies con la ventaja de ser octavo.

Es más, los pronósticos estimaban que Blazers se quitaría con facilidad de encima a Brooklyn. Pero del dicho al hecho hubo mucho mucho muchísimo trecho. Un abismo.

¿Quién iba a imaginar que Portland sufriría hasta casi echar por la boca el corazón? Y es que los de Terry Stotts estuvieron a un tris de ser eliminados cuando su situación era de lo más ventajosa.

Un tiro final de Caris LeVert dejó a la NBA en suspenso. Si entraba, los Suns estaban en el play-in y los Blazers fuera de él. Pero ese tiro fue rechazado por el aro. Al final, triunfo de Blazers por 133-134 para quedar octavo del Oeste con 35-39, por el 34-39 de Grizzlies y Suns.

El play-in entre Blazers y Grizzlies empezará el sábado. Si ese partido lo gana Portland, habrá acabado, y los de Oregón estarán en playoffs. Si no es así, habrá un segundo partido el domingo. Memphis tendrá que ganar los dos si quiere estar en la postemporada.

Nets 133 Blazers 134

Lejos de lo esperado, el partido fue una pesadilla para Portland Trail Blazers. El conjunto de Stotts jamás vivió con la tranquilidad esperada un partido que para los Nets era un puro trámite.

El final resultó agónico. Para Portland era el todo o la nada. Una jugada de 2+1 de Caris LeVert, el hombre más resolutivo de Brooklyn, recortó el marcador hasta un apuradísimo 133-134 con 37,7 segundos por jugar. Atacó Blazers y Carmelo Anthony, discreto toda la noche, erró un triple, dando a Brooklyn la oportunidad de agotar la última jugada del encuentro en busca del triunfo. Entonces, LeVert puso en vilo a dos franquicias, a Blazers y a Suns. Su acierto o fallo era la vida o la muerte para esos equipos.

LeVert no pasó la bola. Decidió jugársela en solitario y apurar hasta el final. Su tiro prácticamente sobre la bocina fue rechazado por el aro. Y Portland respiró hondo, aliviado, sintiéndose vivo cuando estaba al borde del desastre. Ver para creer.

Otra vez Damian Lillard salvó los muebles. El base de Portland venía de hacer 51 y 61 puntos en sus dos últimos partidos. Esta vez se fue a 42 puntos, 12 asistencias con solo una pérdida de balón y 8 triples anotados. ¡Lillard ha hecho partidos de 40 o más puntos en 4 de sus últimos 5 encuentros!

A su lado, resurrección del maltrecho C.J. McCollum en la primera parte (18 puntos). Al final hizo 25 puntos y 7 asistencias pese a su mala noche desde el triple. Jusuf Nurkic tuvo problemas de faltas en la primera parte y mejoró sensiblemente en la segunda hasta sumar 22 tantos y 10 rebotes. Además, 16 puntos de Gary Trent Jr., enorme burbuja la suya, y 16 puntos y 9 rebotes en 15 minutos de Hassan Whiteside, que por fin rindió bien cubriendo la espalda de Nurkic.

Brooklyn perdió metiendo el 55,2% de sus tiros de campo y tirando bien de 3. LeVert firmó 37 puntos y 9 asistencias. Además, 19 puntos y 8 rebotes de Luwawu-Cabarrot, 16 puntos de Tyler Johnson y dobles-dobles de Garrett Temple y Jarrett Allen.

Grizzlies 119 Bucks 106

Menos historia tuvo el Memphis-Milwaukee. Los Bucks salieron con un quinteto bastante aproximado al de gala, si bien no pudieron contar con el sancionado Giannis Antetokounmpo. Eso sí, no mostraron a lo largo del partido excesivo ardor competitivo.

Mientras, Memphis se lo jugaba todo tras ir perdiendo su ventaja en la clasificación a lo largo de la burbuja.

Tras un primer cuarto igualado, Memphis empezó el segundo con parcial de 7-0 para ir ganando terreno hasta alcanzar el descanso con 60-50 a su favor tras meter 38 puntos en el segundo acto.

Por entonces, los Grizzlies solo habían lanzado 3 tiros libres, pero a cambio habían asistido 19 de sus 26 canastas, habían dejado al rival en un 34,7% de acierto en el tiro de campo y habían gozado de una actuación apoteósica de Jonas Valanciunas.

Pero fue en el tercer cuarto cuando los Grizzlies pusieron la directa y se distanciaron (93-74 al final del cuarto) para ya no sufrir más, y poder vivir así un modélico y tranquilo final de encuentro.

Victoria final por 118-106 con 31 puntos de Dillon Brooks y dos jugadores con triples-dobles. El del tremendo Jonas Valanciunas: 26 puntos, 19 rebotes y 12 asistencias. Y el del irregular Ja Morant: 12 tantos, 13 rebotes y 10 asistencias, con 5 de 17 en el tiro y 6 pérdidas de balón.

En Milwaukee, 19 puntos y 9 rebotes de Brook Lopez, 18 y 8 asistencias de Mason III y 17 puntos de DiVincenzo.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar