JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2019-2020

Los Clippers entierran a los Pelicans con récord de triples

El equipo de Doc Rivers anota 16 triples al descanso y 25 al final del encuentro

George, Kawhi y Jackson lideran un triunfo demoledor con parcial de 77-45 al descanso

Ángel Mustienes |

Humillación en toda regla. Los Clippers se han ensañado este sábado con unos Pelicans desastrosos. La lluvia de triples que le ha caído al equipo de Nueva Orleans ha sido torrencial. Tremenda paliza en una primera parte que acabó con un concluyente 77-45.

Nada menos que 32 puntos de ventaja al descanso tras llegar a tener 34 como máxima ventaja.

En esos momentos, ¡Clippers llevaba anotados 16 triples de 24 intentos y solo había perdido 2 balones!

Dominio demoledor desde el arranque del partido con Kawhi Leonard y Paul George marcando la pauta, y con la mejor versión de un estupendo Reggie Jackson, que hizo una primera mitad realmente brillante.

Mientras, Pelicans era una sombra de sí mismo. Sin defensa, sin espíritu joven, con la calidad metida debajo de la alfombra, sin vida.

Zion Williamson siguió sufriendo restricción de minutos, mientras que Brandon Ingram y Jrue Holiday no daban la talla. En la primera mitad solo se salvaron Derrick Favors y, en menor medida, Lonzo Ball y J.J. Redick.

El resto del partido sobró. La segunda parte careció de tensión. La ventaja de Clippers se situó en 37 puntos al final del tercer cuarto. Y el partido terminó, tras minutos y más minutos intrascendentes, con resultado de 126-103.

Al final del partido, ¡25 triples anotados por los ganadores con un 53,2% de acierto! Esos 25 triples constituyen un récord histórico en la franquicia de Clippers. Un récord en el que participó casi toda la plantilla, ¡ya que hasta 10 jugadores de Clippers anotaron al menos uno!

La palma se la llevó Paul George, que hizo 8 triples de 11 intentos en los 26 minutos que estuvo en cancha. Terminó con 28 puntos. Kawhi Leonard encestó 24 puntos y Reggie Jackson se fue a 15 más 8 rebotes -todo en la primera parte- tras estar solo 20 minutos en pista.

Todo ello sin Lou Williams y Montrezl Harrell en juego. Todo un espectáculo el ofrecido por el equipo, un espectáculo positivo que contrastó con el negativo del equipo de Alvin Gentry, que con este comienzo de burbuja se empieza a alejar de los playoffs.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar