PREMIOS NBA / TEMPORADA REGULAR 2019-2020

Houston se impone en la prórroga a Dallas con 49 puntos de Harden

Victoria por 149-153 a pesar de los números de Porzingis, Burke y Doncic

Decisivo papel de Robert Covington en un partido trepidante con algunos récords

Nigel Correas |

Fue un partido desbocado. Una locura. Un no parar. Una hipérbole estadística. Y sin embargo no fue un buen encuentro. No transmitió lo que transmite el verdadero buen baloncesto. Eso sí, hubo emoción. Y calidad a raudales. También cansancio. Los físicos no están todavía para estos trotes.

El partido finalizó 139-139 en su tiempo reglamentario. Gracias a un palmeo providencial de Robert Covington. Y en la prórroga volvió a aparecer el alero. Con un triple importante. El alero que nuevamente fue el jugador más alto del quinteto titular de D'Antoni. Y el único con Jeff Green que pasa de 2 metros escasos en la rotación de Rockets.

Otro esperpento de bajitos para dejar a todos con la lengua fuera. Kristaps Porzingis aprovechó la situación para abusar. Como lo hizo Boban Marjanovic. Pero este solo jugó 5 minutos. El ritmo no estaba para que volviera a la cancha.

Todo fue exagerado. Más de 100 tiros de campo por equipo. Se anotaron 40 triples. Se lanzaron 77 libres. El rebote fue del alto (Dallas). El control del balón de los bajitos (Houston). Perdieron 9 balones los Rockets y 20 los Mavs.

Y en todo este carajal reinó James Harden. Como siempre. Está en su salsa en este tipo de festines. Hizo un partido inmenso. Memorable actuación. Números de videojuego: 49 puntos, 9 rebotes, 8 asistencias, 3 robos, 3 tapones. Con excelentes porcentajes de tiro. Mediado el segundo cuarto ya llevaba 23 puntos. Sin fallar un solo tiro. Y su equipo terminó ganando el partido 149-153.

Le acompañó Russell Westbrook. Con 31 puntos, 11 rebotes y 8 asistencias. Aunque más de una vez se le vio pasado de rosca. Danuel House Jr. metió 20 puntos. Y el decisivo Covington firmó un doble-doble y puso 4 tapones.

Inservible el brutal partidazo de Porzingis. Suyos fueron 39 puntos y 16 rebotes. O el tremendo desempeño del suplente Trey Burke. Con 31 puntos y 8 triples de 10 intentos. Luka Doncic rubricó un triple-doble. Sumó 28 tantos, 13 rebotes y 10 asistencias. Y Hardaway Jr. anotó 24. Todo ello para nada.

El triple-doble del esloveno fue amargo. Porque falló bastantes tiros. Incluidos varios airballs. Porque perdió 8 balones. Y sobre todo porque el cansancio le hizo tomar malas decisiones en la recta final del encuentro. Y su equipo lo padeció en sus carnes.

Dallas vuelve a fracasar en un final apretado. Y vuelve a perder un partido que fue dominando en el marcador. Llueve sobre mojado. Se está convirtiendo en una triste tendencia.

Una lluvia de cifras

Es la tercera vez que Houston anota 150 puntos o más esta temporada. En un partido cuya primera parte fue de frenopático.

Resultado al descanso: ¡85-75 para Dallas! Sí, leyeron bien. Dallas Mavericks no metía tantos puntos al descanso desde 1983. Y Houston Rockets no había encajado tantos puntos en la primera parte en toda su historia.

Dallas batió marcas en la primera parte. Se fue del tercer cuarto ganando 119-108. Con un triplazo final de Porzingis. Marca de la casa. Pero al final no supo resolver. Y volvió a morder el polvo. Es para estar preocupados.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar