JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2019-2020

Toronto firma la mayor remontada de su historia

Vence a Dallas Mavericks con un gran Kyle Lowry tras llegar a ir 30 puntos abajo

Los canadienses baten un récord de la franquicia al anotar 47 puntos en el cuarto final

Ángel Mustienes |

Memorable Raptors-Mavericks. Toronto firmó la mayor remontada de la historia de la franquicia al ganar 110-107 a Dallas Mavericks tras llegar a ir perdiendo por 30 puntos. Su anterior récord fue superar 25 puntos de desventaja en 2010 ante Pistons.

Épica remontada de la mano de un inspirado Kyle Lowry. El base lideró el tremendo parcial del último cuarto, un cuarto en el que Lowry anotó casi los mismos puntos, 20, que todo el equipo rival, 21, un período en el que Toronto metió 47 puntos, lo que supone un récord de anotación para la franquicia en un cuarto final.

Noche de récords en Toronto en la que iba a ser simplemente una noche de ausencias. No jugaron por lesión los locales Pascal Siakam, Marc Gasol y Norman Powell, mientras que Dallas afrontaba su cuarto partido consecutivo sin Luka Doncic.

Y no parecía irle mal sin el esloveno. Los Mavs lograron un parcial de 43-69 en los dos cuartos centrales del partido y con una excelente defensa se plantaron en el final del tercer cuarto dominando por 23 tantos (63-86). Luego vino la debacle: 47-21 en los últimos 12 minutos para perder de forma inexplicable.

Lowry la armó buena en la recta final para terminar con 32 puntos, 10 asistencias y 8 rebotes. El joven Chris Boucher sumó 21 puntos, 7 rebotes y 4 tapones desde la segunda unidad y Rondae Hollis-Jefferson añadió 18 tantos y 9 rebotes para hacer posible que Raptors firmara la mayor remontada registrada en la NBA desde 2009.

No fue el día de Serge Ibaka (6 puntos y 5 rebotes), pero poco importó.

Dallas llevaba camino de completar una gran hazaña: firmar un 3-1 tras jugar de forma consecutiva ante Bucks, Celtics, Sixers y Raptors sin Doncic. Pero esa marca quedó finalmente en un gran e inesperado 2-2, perdiendo solo ante Boston y Toronto, y por escaso margen.

Lo malo fue ver las caras de los jugadores de Dallas tras el partido. Abatimiento total.

No sirvieron los 21 puntos y 9 asistencias de Jalen Brunson, ni tampoco los 19 tantos y 12 rebotes de Kristaps Porzingis. Al final, todo se fue al traste en el último cuarto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar