JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2019-2020

OKC Thunder pone en evidencia a unos Warriors fantasmales

Golden State vuelve a ser humillado tras perder por 28 puntos ante un rival venido a menos

Ángel Mustienes |

Perder por paliza en casa ante Clippers fue un severo varapalo, pero queda en nada comparado con el ridículo que los Warriors han hecho hoy en jornada dominical en su visita a Oklahoma. Derrota sangrante ante un equipo venido a menos, como los propios Warriors.

Golden State ha encajado ya un 35-20 en el primer cuarto, se ha ido al descanso perdiendo por un alucinante 70-37, ha alcanzado el inicio del cuarto final con un 105-68 tras encajar 35, 35 y 35 puntos en los 3 primeros cuartos y 'solo' ha perdido por 28 al final (120-92) gracias a que el rival se ha relajado un poco.

Toda esa secuencia infernal ha sido la que ha vivido un equipo que ha terminado el partido con un 32,6% en el tiro de campo y con una serie de 5 de 33 desde el triple. Sí, Warriors ha anotado 5 triples en todo el partido.

Más allá de sus 3 estrellas sanas, Warriors tiene poco que ofrecer. Ausentes a estas alturas jugadores como Willie Cauley-Stein, Kevon Looney y Alec Burks, la rotación de Steve Kerr queda menguada hasta tal punto que uno se encuentra en la segunda unidad del equipo a jugadores como Spellman, Bowman, Paschell, Evans o Poole, es decir, lo que puede ser, sin temor a equivocarse, una de las peores suplencias de la NBA.

Con esos mimbres, el fracaso ahora es una opción. Más aún si un jugador como D'Angelo Russell aporta 6 puntos u otro como Draymond Green se queda a medio camino de su intensidad habitual.

Oklahoma, mientras, en la era post Russell Westbrook, se ha dado un homenaje. Dennis Schröder, suplente de lujo, ha hecho 22 puntos, 8 rebotes, 6 asistencias y 4 robos jugando 25 minutos; Danilo Gallinari ha logrado 21 tantos en 22 minutos; Shai Gilgeous-Alexander sigue en su momento dulce de juego y esta vez hizo 19 tantos y 9 rebotes; y Thunder se permitió el lujo de arrasar a pesar de la jornada gris de Chris Paul, que solo estuvo en pista 19 minutos, o a pesar de perder la friolera de 22 balones.

El máximo anotador de Warriors fue Stephen Curry con 23 puntos, aunque sin brillantez. Nadie más pasó de 10. Y nadie, nadie nadie, defendió durante el partido.

Desde luego, a Steve Kerr le queda un arduo trabajo esta temporada. La esperanza mudanza a San Francisco para tocar el cielo se está convirtiendo, por el momento, en un viaje al infierno.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar