JORNADA NBA

/ PLAYOFFS 2019-finales OESTE

Quintas Finales consecutivas para Warriors tras otra remontada

Triples-dobles de Curry y Green para el 4-0 a pesar del partidazo de Meyers Leonard

Golden State remonta 15 puntos de desventaja y se impone 117-119 en el Moda Center

Nigel Correas |

Los Warriors reciben el trofeo de campeones del Oeste
Los Warriors reciben el trofeo de campeones del Oeste ()

"Won the West" decían las camisetas de Warriors. Celebración tras el partido. Nada anormal. El final de todos los años. Para hacer historia. Golden State accede por quinto año consecutivo a las Finales. Nadie hacía nada igual desde los míticos Celtics de Bill Russell. Otra vez campeones del Oeste.

Fue la misma historia de siempre. Portland hizo un partidazo. Llegó a dominar por 15 puntos. Para terminar perdiendo como siempre. Esta vez en la prórroga. El partido acabó 111-111 en su tiempo reglamentario. Tras el extra de 5 minutos... 117-119. El triple final de Damian Lillard para ganar no entró. Segundos antes, su entrada a canasta para empatar no terminó en nada. El salto vertical de Klay Thompson fue ejemplar. No hubo falta.

Dos hombres por encima de todos en Warriors. Dos estrellas ejerciendo de estrellas. Dos jugadorazos firmando sendos triples-dobles. Stephen Curry y Draymond Green lo fueron todo. 

Curry firmó 25 puntos en la primera parte. Tras meter 5 en los últimos segundos. Terminó el partido con 37 tantos, 12 rebotes y 11 asistencias. Además de meter 7 triples. No ha bajado de 35 puntos en los 4 partidos ante Portland. 

Green terminó con 18 tantos, 14 rebotes y 11 asistencias. Y metió un triple esencial a 39,6 segundos del final. El que puso el 115-119. Estuvo inmenso en los dos lados de la cancha. Pura energía. Puro baloncesto.

Klay Thompson no tuvo su mejor día en el tiro. Pero metió 17 puntos. Y defendió muy bien una jugada crucial. Kevon Looney volvió a brillar. Sumó 12 puntos y 14 rebotes. De ellos, 6 ofensivos. Los rebotes ofensivos de Warriors mataron a Portland en la prórroga.

Y Golden State ganó sin Kevin Durant, Andre Iguodala y DeMarcus Cousins. Todos lesionados. Ahora tendrán 10 días de plazo para recuperarse. Ese es el tiempo hasta el inicio de las Finales. Unas Finales con factor cancha en contra para Warriors.

Portland vivió una noche antológica de Meyers Leonard. Los problemas físicos de Enes Kanter le colocaron como titular. Jugó 40 minutos. Su primera parte fue alucinante. De no creer. Leonard se vino arriba hasta tal punto... ¡que se le vio alzando los brazos en mitad de la pista arengando a su afición! Hizo 25 puntos en la primera parte. Primera mitad de ensueño. Para enmarcar. Para frotarse los ojos.

Leonard acabó con 30 puntos, 12 rebotes y 5 triples. Damian Lillard añadió 28 con 12 asistencias. A pesar de sus problemas físicos. Y C.J. McCollum añadió 26 con 7 pases de canasta. 

Lillard recordará cómo erró un gancho forzado al final del último cuarto. Ese tiro hubiera sido la victoria de su equipo. No llegó. No fue una buena jugada. Y la prórroga condenó a un equipo que jugó muy bien. Los locales llegaron a tener 12 puntos de ventaja en el segundo cuarto (69-57). En pleno éxtasis de Leonard. Y 15 en el tercero (93-78). Con Lillard y McCollum en su salsa. Pero no pudo ser.

Warriors es una máquina de matar en playoffs. De nuevo está en las Finales. ¿Será con Bucks? ¿Será contra Raptors? Ahora les toca esperar.