JORNADA NBA

/ PLAYOFFS 2019

Kawhi Leonard sitúa a Toronto en las Finales del Este

Kawhi anota 41 y la canasta ganadora en la victoria definitiva de Raptors sobre Sixers

Importante papel de los internacionales españoles Ibaka y Gasol en el séptimo partido

Nigel Correas |

Kawhi Leonard metió a los Raptors en las Finales del Este. Anotando 41 puntos y encestando la canasta ganadora sobre la bocina. Fue un tiro casi imposible. Un intento desequilibrado. A la desesperada. Con Joel Embiid delante. Pero entró. Son suspense, pero entró.

Marcador 90-90. Balón para Toronto. Restaban 4,2 segundos. Antes, Leonard había fallado un importante tiro libre. Y Jimmy Butler había corrido raudo hacia el 90-90. Quedaban solo esos 4,2 segundos. Sacó Marc Gasol de banda. Balón para Kawhi. Jugada muy forzada. Tiro con pocas opciones de entrar. El balón toca 4 veces el aro... y cae dentro. Explosión en la cancha. En la grada. En el exterior del pabellón. Toronto está en las Finales del Este. Competirá contra Milwaukee Bucks. Aquí el momento culminante.

El séptimo duelo entre Raptors y Sixers fue de menos a más. Y, sobre todo, nos dejó una recta final plena de pasión.

Kawhi fue el gran triunfador. Mientras todos se abrazaban a él... Joel Embiid lloraba desconsoladamente.

Leonard fue un jugador excesivo. Para bien y para mal. En los 3 primeros cuartos ya había lanzado 30 tiros de campo. Demasiado absorbente. Poco pasador. Malos porcentajes: 10 de 30. Pero llegado el último cuarto atinó su punto de mira. Hizo 6 de 9 para ganar el juego. Con 41 puntos.

Terminó el alero con 41 puntos, 8 rebotes y 16 de 39 en el lanzamiento. A pesar de sus excesos, todos se rindieron ante él. Mandan esos 41 puntos. Y por encima de todo su canasta final.

Serge Ibaka resultó importante. Suplente de lujo. En su haber 17 puntos y 8 rebotes. En 29 minutos. Con un 60% en el tiro de campo. Metió 3 triples. Capturó al final un importante rebote ofensivo. Los ofensivos que tanto daño hicieron a Philadelphia. Mucho, mucho daño.

Marc Gasol también tuvo su importancia. Fue el jugador local que más jugó. Nada menos que 45 minutos. Los mismos que Joel Embiid. Fue su sombra. Otro gran partido defensivo del catalán. Sumó 7 puntos, 11 rebotes y 3 tapones.

Pascal Siakam se quedó en 11 puntos y 11 rebotes. No brilló. Dentro de una rotación escasa. Solo 7 jugadores de Toronto vestidos de corto.

Ganaron los locales metiendo solo el 37,5% de sus tiros. Eso sí, con 16 rebotes ofensivos y solo 10 pérdidas de balón.

Todo en un partido que comenzó de pena. Primer cuarto: 18-13. El horror. Un auténtico infierno para la vista. Los locales con un 21,7% de acierto en el tiro. Los visitantes con un 22,2%. Entre ambos, 1 de 16 desde el triple. Inicio duro de digerir.

Luego hubo muchas pequeñas rachas. Vaivenes en el marcador. Toronto llegó a ir 9 arriba. Para encajar tras ello un 16-0. Ese +7 fue el mejor balance para Sixers. Pero luego llegó un 13-3 a favor de los canadienses. Partido voluble.

Los Sixers se quedaron al final sin nada. Embiid acabó con 21 puntos y 11 rebotes. Pero hizo un 6 de 18 en el tiro ante Gasol. Entre él y Jimmy Butler, 11 de 32 en el lanzamiento.

Todo el quinteto inicial de Sixers estuvo en 40 o más minutos. Y en dobles dígitos anotadores. No les valió para ganar. J.J. Redick sumó 17 puntos. Butler 16. Tobias Harris logró 15 y 10 rebotes. Ben Simmons apenas tiró. Volvió a decepcionar. Aunque trabajó mucho en defensa. Estos Sixers se quedan fuera. Habrá que ver si se cumple la amenaza... ¿seguirá Brett Brown en su puesto?