JORNADA NBA

/ PLAYOFFS 2019

Raptors y Sixers pierden en casa en el primer partido de playoffs

Victorias de Brooklyn Nets y Orlando Magic con D'Angelo Russell y D.J. Augustin al frente

Jimmy Butler anota 36 puntos que no le dan la victoria a Philadelphia 76ers

Ángel Mustienes |

Los playoffs han empezado con dos enormes sorpresas. Los Sixers y los Raptors han perdido en casa en los dos primeros partidos de la postemporada ante Brooklyn Nets y Orlando Magic tirando así a la basura la ventaja que les daba el factor cancha.

Los bases D'Angelo Russell (26 puntos) y D.J. Augustin (25 tantos) lideraron las victorias de sus equipos, con Augustin firmando los 5 últimos puntos del partido en Toronto, incluido el triple ganador encestado a 3,4 segundos del final.

De nada sirvió a Sixers que jugara Joel Embiid, que era duda por su físico, ni los 36 puntos de Jimmy Butler, que jamás había anotado tanto en un partido de postemporada. 

En Toronto, no le sirvieron a los locales las buenas anotaciones de Kawhi Leonard y Pascal Siakam.

Sixers 102 Nets 111

Brooklyn dominó de principio a fin. El 54-62 de la primera parte no refleja con justicia ese gran dominio de un equipo visitante que llegó a tener 17 puntos de ventaja en el segundo cuarto tras un triple de Russell (27-44).

Un espléndido segundo cuarto de Jimmy Butler (18 puntos en el cuarto) culminado con un triple sobre la bocina dejó ese 54-62, con Sixers sobreviviendo gracias al alero y a un notable Boban Marjanovic, y saliendo vivo de la primera mitad pese a su 31,9% de acierto en el tiro y su 2 de 14 en el triple. El rebote estaba salvando a los locales.

Brooklyn jugó bien de principio a fin, funcionó como un equipo, defendió bien, circuló bien el balón y aguantó el tiró en el tercer cuarto para no desfallecer e incrementar su ventaja (82-93).

El cuarto final fue una muestra de impotencia local. A 6 minutos de la conclusión los visitante ganaban por 16 puntos. La suerte estaba echada.

Victoria para Brooklyn por 102-111 desde el espíritu colectivo. Con Russell anotando 26 puntos, Caris LeVert haciendo 23 en 23 minutos, Spencer Dinwiddie añadiendo 18 y Ed Davis aportando 12 con 16 rebotes, susto incluido.

Jarrett Allen, acosado por los problemas de faltas, solo jugó 10 minutos, Joe Harris arrancó el partido con 3 triples, aunque luego se apagó, pero ante todo los Nets fueron aguantando todas las situaciones porque las afrontaron desde la visión grupal. Gran trabajo de Kenny Atkinson.

Los Sixers, además de los 36 puntos y 9 rebotes de Butler, tuvieron a un Joel Embiid irregular. Era duda el camerunés, empezó muy mal, errático desde la larga distancia, tuvo problemas físicos, se rehizo y terminó con muy buenos números: 22 puntos, 15 rebotes y 5 tapones en 24 minutos.

Nefastos los partidos de Ben Simmons, Tobias Harris y J.J. Redick. Ahí estuvo la clave. Y en el triple, claro. Porque Sixers acabó con 3 de 25. Toca levantarse.

Raptors 101 Magic 104

Fue el mejor sueño de D.J. Augustin y la peor pesadilla de Kyle Lowry. El base de Orlando metió 25 puntos en la victoria de los suyos, incluidos los decisivos 5 puntos finales que dieron la victoria a los de Florida.

Kawhi Leonard había anotado 5 puntos consecutivos para el 101-99. Empató Augustin con un canastón, una penetración preciosa, erró un triple liberado desde el lateral Marc Gasol (el balón estuvo a punto de entrar) y Augustin remató a los canadienses con un triplazo para poner el 101-104 a 3,4 segundos del final.

Luego, el triple de Leonard no tocó ni el aro. Se heló el público del Scotiabank Arena y aún más el que estaba viendo el partido a través de una pantalla gigante fuera del pabellón. Toronto vuelve a las andadas en playoffs a pesar de sus refuerzos.

Augustin acababa como el gran héroe con sus 25 puntos, mientras que su pareja de baile, el local Kyle Lowry, se quedaba en blanco: 0 puntos con 0 de 7 en el tiro. 

A Lowry se le nubló la tarde desde que recibió un rodillazo en sus partes nobles en el primer tiempo. Luego, en el segundo, le propinó un golpetazo en la nariz a Michael Carter-Williams, pero ni siquiera ese desacato físico, que no fue sancionado, le sirvió de algo. Partido para olvidar el del base local.

No sirvieron ni los 25 puntos de Kawhi Leonard, ni los 24 con 9 rebotes de Pascal Siakam. Tampoco el gran partido defensivo de Marc Gasol, que acabó con 13 puntos, 6 rebotes y 4 asistencias y dejó en 11 puntos a Nikola Vucevic tras un 3 de 14 en el tiro. Mientras, Serge Ibaka jugó 19 minutos para 5 puntos y 8 rebotes.

Toronto llegó a ir 16 puntos abajo (41-57) para anotar un parcial de 22-2 entre el segundo y el tercer cuarto. Parecía entonces que se comería el mundo, pero no lo hizo.

El francés Fournier anotó 16 puntos en la victoria y su compañero Aaron Gordon firmó un doble doble muy justo en un gran triunfo de Orlando.