JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2018-2019

La ofensiva de Sixers se lleva por delante a los Lakers

Joel Embiid anota 37 para los locales y Kyle Kuzma hace 39 para los visitantes

Ángel Mustienes |

Ben Simmons tuvo una mala jornada, pero los Sixers ni se inmutaron. Ahora, si falla alguna de sus estrellas el equipo no se ve afectado. Con Simmons haciendo un 3 de 13 en el tiro, Philadelphia anotó 143 puntos para ganar por 23 a los Lakers con Joel Embiid en plan apisonadora.

El partido empezó con un espectacular 39-40 en el primer cuarto, un cuarto en el que Tobias Harris brilló en el bando local y en el que el bueno de Kyle Kuzma anotó nada menos que 23 puntos en una actuación brutal. Al descanso se llegó con 76-67 para Sixers, con 25 puntos y 8 rebotes de Embiid, y así siguió el encuentro, igualado hasta bien avanzado el tercer cuarto. Entonces, Sixers puso la directa y adiós.

Toda la recta final fue un monólogo del equipo de Brett Brown, cuya ofensiva ahora mismo resulta imparable.

Los de Filadelfia se fueron de 15 al final del tercer cuarto y ya nada fue lo mismo.

Acabaron ganando con mucha comodidad tras anotar el 57,3% de sus tiros de campo y el 50% de sus triples, finalizando con 33 asistencias y solo 7 pérdidas de balón.

Embiid fue el rey con 37 puntos y 14 rebotes. Estuvo casi infalible: 12 de 16 de campo con 2 triples y 11 de 12 en libres. Tobias Harris acabó con 22 puntos tras una actuación completa con buenos porcentajes de tiro, J.J. Redick fue de menos a más para acabar con 21 tantos y Jimmy Butler añadió 15. Bien desde la suplencia un perfecto T.J. McConnell y el gigante Boban Marjanovic.

Lakers estuvo por encima del 50% en el tiro, pero su defensa fue un desastre. Funcionó muy bien Kyle Kuzma, autor de 39 puntos y 5 triples con 14 de 21 en el tiro de campo. JaVale McGee hizo 21 puntos y 13 rebotes, Brandon Ingram añadió 19 y LeBron James sumó 18 y se quedó a una asistencia del triple-doble. Cara de pocos amigos la de LeBron en la recta final del encuentro.

Los visitantes salieron con LeBron James como armador titular y con el recién llegado Reggie Bullock de inicio, dejando a Rajon Rondo en el banquillo.

Mike Muscala jugó ante su exequipo, y ante su afición hasta hace muy poquito, y fue de lo poco que se salvó en la suplencia de Lakers.