JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2018-2019

Doncic derrota a los Timberwolves de un gran Towns

El esloveno anota 7 de los 9 últimos puntos de Dallas Mavericks y roza el triple-doble

Ángel Mustienes |

Luka Doncic se está divirtiendo en la NBA
Luka Doncic se está divirtiendo en la NBA (Brian Rothmuller/Icon Sportswire)

Luka Doncic está hecho de una pasta especial. El novato que no es novato volvió a demostrar a la NBA la materia que forja su estrellato. Lo hizo mostrándose decisivo en la recta final del partido para dar un gran triunfo (115-119) a Dallas en su visita a Mineápolis, arruinando así el debut en casa del técnico Ryan Saunders y la gran actuación de Karl-Anthony Towns.

El carácter ganador de Doncic se resume en una doble jugada. Con 115-114 en contra, el esloveno sacó de banda con la seguridad de que no había perdido un balón en toda la noche. Pues bien, lo perdió dando una gran oportunidad de triunfo al rival, pero Minnesota también extravió la bola que llegó de nuevo a Doncic y este... ¡metió un triplazo decisivo que ponía el 115-117 a 22,9 segundos del final! Llevaba hasta ese momento 1 de 8 desde el triple, pero su confianza estaba intacta.

Aquí podéis ver la secuencia de jugadas que incluye la pérdida de balón y el triple crucial.

El esloveno, que no tuvo un día feliz en el tiro de 3, anotó 7 de los últimos 9 puntos de su equipo, incluido un fantástico mate, para dar la victoria a los suyos y acabar como el mejor anotador de Dallas, muy cercano al triple-doble.

Firmó Luka 29 puntos, 8 rebotes, 12 asistencias y solo una pérdida de balón. Es el organizador perfecto cuando tiene vía libre, y anoche la tuvo con la nueva baja de Dennis Smith Jr.

Junto a él, Harrison Barnes -23 puntos- DeAndre Jordan -15 rebotes- y el fantástico rendimiento de los suplentes Dwight Powell (15 puntos en 18 minutos con 7 de 8 en el tiro y una buena gama de mates) y J.J. Barea.

El puertorriqueño vivió la cara y la cruz del deporte. Rindió otra vez a lo grande con 16 puntos y 7 asistencias en 22 minutos, pero abandonó el pabellón con lo que puede ser una lesión de mucha gravedad. Se teme por su tendón de Aquiles.

Poco hacía presagiar la victoria el inicio de Dallas, que perdió 7 balones en los primeros minutos de partido, pero lo cierto es que el equipo de Rick Carlisle dominó el marcador durante gran parte del encuentro, salvo algunos apretones locales como el del inicio del tercer cuarto.

Ahora, tras el partido, ambos equipos están con la misma marca: 20 victorias y 22 derrotas.

Estupendo Towns

Minnesota anduvo a remolque, pero tuvo el partido en sus manos en la recta final con un Karl-Anthony Towns desatado.

Towns vivió de todo en el partido. Estaba haciendo un fantástico primer cuarto cuando se lesionó, pero minutos después volvió a la pista recuperado. Y arruinó su tercer cuarto por sus problemas de faltas. Pues bien, a pesar de todo ello, el dominicano terminó con 30 puntos, 11 rebotes y 4 tapones en 30 minutos de acción. Fue el mejor local.

Destacar también los muy buenos minutos del recuperado Derrick Rose, que metió 21 puntos desde la segunda unidad.