JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2018-2019

Ingram y Ball responden a Walton liderando el triunfo de Lakers

Lakers remonta anulando a Dallas en la segunda parte pese a otro gran partido de Doncic

Ángel Mustienes |

Gran partido de Brandon Ingram
Gran partido de Brandon Ingram (Javone Moore/Icon Sportswire)

Luke Walton había pedido a los jóvenes Brandon Ingram y Lonzo Ball más pasión en el juego. Los Lakers requerían de esa pasión extra al seguir teniendo de baja a LeBron James, y esa pasión llegó en Dallas como respuesta inmediata a las palabras del técnico.

Lakers remontó en Texas de la mano de Ingram y Ball. El primero sumó 29 puntos y 6 asistencias y el base hizo 21 tantos, 7 rebotes, 5 asistencias y 4 triples. Fueron los mejores de Lakers en la segunda victoria del equipo sin LeBron James en pista.

Fue, eso sí, una victoria extraña. Porque Dallas dominó la primera parte con una gran ofensiva cargada de fluidez. Al descanso, 67-54 para los locales sin que nada hiciera presagiar la debacle que los Mavs habrían de vivir en ataque en la segunda mitad.

El tercer cuarto fue letal para Dallas, con un parcial de 13-32. La defensa de Lakers en la segunda parte fue excelente. Parcial en los segundos 24 minutos de 30-53 para ganar 97-107.

¡Dallas solo metió 30 puntos tras el descanso con una serie de 11 de 43 en el tiro y con 11 pérdidas de balón! En realidad, en la segunda mitad solo un jugador se salvó del desastre local: Luka Doncic. El equipo terminó el partido con solo 12 asistencias. Movimiento de balón lamentable tras el intermedio.

Doncic volvió a brillar con luz propia al terminar con 27 puntos y 8 rebotes, pero nadie le acompañó, lo que hizo que J.J. Barea viviera con tristeza su partido número 800 en la NBA. El armador boricua sumó 11 puntos en 19 minutos y fue de lo mejorcito de su equipo.

En Lakers, además de Ingram y Ball, muy bien Josh Hart con 14 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias y brillante desde la segunda unidad Michael Beasley jugando pocos minutos. Y los Lakers consiguieron ganar sin LeBron y con Kyle Kuzma haciendo un 4 de 20 en el tiro. Un respiro para la franquicia.