JORNADA NBA

/ PLAYOFFS 2018

Harden salva a los Rockets anotando 44 puntos ante Minnesota

Harden y Capela lideran un sufrido triunfo y Butler falla en su intento de forzar la prórroga

Gris debut en la postemporada de Karl-Anthony Towns y buenos minutos de Derrick Rose

Nigel Correas |

Harden anotó 44 puntos en el arranque de los playoffs
Harden anotó 44 puntos en el arranque de los playoffs (Torrey Purvey/Icon Sportswire)

Houston lo pasó muy mal. El ritmo del partido se lo quedó Minnesota. Los texanos tuvieron problemas en los tableros. Con el rebote. A pesar del partidazo de Clint Capela. Pero sobre todo tuvieron problemas con el tiro. Pero tienen a James Harden. Él salvó los muebles.

El partido empezó con un parcial de 17-6. Se las prometían felices los locales. Fue un inicio equívoco. Porque pronto recuperó Minnesota. Con juego colectivo. Con mucha defensa. Ahogando las iniciativas de Karl-Anthony Towns. El dominicano tuvo un difícil aterrizaje en sus primeros playoffs.

El encuentro resultó igualado de principio a fin. Y pudo resolverse con una prórroga.

Dos tiros libres de Chris Paul parecían haberlo dejado medio resuelto. El marcador estaba en 104-99. Quedaban 21 segundos. Entonces, acertó por fin Towns. Para el 104-101. Perdió la bola acto seguido Paul. Y Minnesota tuvo tiro para forzar la prolongación. Pero el triple final de Jimmy Butler no entró. El escolta también tuvo un duro partido. No fue un camino de rosas.

El que sí lo tuvo fue Harden. Salvífico. Mesiánico. Impulsó a los suyos. Fue el único que tiró bien de lejos. Terminó con 44 puntos y 8 asistencias. En modo megaestrella.

Harden lo fue todo. Metió 7 triples. Encestó 15 de sus 26 tiros de campo. Se cargó el equipo a los hombros. Y solo tuvo una ayuda válida en ataque: Clint Capela. El joven pívot sumó 24 puntos, 12 rebotes y 3 tapones. Defendiendo de cine.

Sorpresas en T-Wolves

Los Timberwolves destruyeron con eficacia. Pero no construyeron con fluidez. Prueba de ello es que ninguno de sus jugadores alcanzó los 20 puntos. 

Sorpresas positivas: Andrew Wiggins, Derrick Rose y Jamal Crawford. El primero despertó de su letargo. No ha brillado en la temporada. Sumó 18 puntos. Para ser el máximo anotador de los suyos. Rose sorprendió a todos. Grandes minutos del base. Logró 16 puntos y 4 asistencias. En 24 minutos. Y Crawford recuperó el oficio de sexto hombre. Con 15 tantos. También brilló Jeff Teague. Hizo 15 puntos. Rozó el triple-doble.

En el otro lado, Towns y Butler. El joven Towns se conformó con 8 puntos y 12 rebotes. Jugó 40 minutos. La defensa se volcó sobre él. No supo resolver en ataque. Y Butler se quedó en 13 puntos. No tuvo alegría ofensiva. Y falló el tiro final. El que hubiera forzado la prórroga.