MERCADO

Luis Montero llega a un acuerdo con Portland Trail Blazers

El jugador dominicano firma por 3 temporadas, aunque tendrá que ganarse el puesto

hispanosnba.com |

Luis Montero entrenando en las instalaciones de Portland Trail Blazers
Luis Montero entrenando en las instalaciones de Portland Trail Blazers (via Blazers)

Un nuevo nombre hispano se suma a la NBA: Luis Montero. El escolta dominicano, que no fue seleccionado en el pasado draft, ha coseguido ganarse una oportunidad de entrar en la liga. El jugador ha firmado un acuerdo por 3 temporadas con Portland Trail Blazers.

La contratación de Montero ha sido anunciada oficialmente por el equipo de Oregón en un comunicado. Aunque la franquicia no ha ofrecido detalles del acuerdo, según fuentes cercanas al jugador, éste sería por 3 temporadas y un total de 2,4 millones de dólares, es decir, el salario mínimo.

No se conoce de momento qué parte del salario de Montero estaría garantizado, pero es de esperar, como es habitual en este tipo de acuerdos, que sólo lo esté parcialmente la primera campaña, lo que equivale a decir que el dominicano tendrá que hacerse valer en la pretemporada para garantizar su puesto en el plantel cuando se inicie la temporada regular.

Complicado camino

Luis David Montero, conocido como ‘Pingulín’, es un escolta de 22 años y 2,01 de estatura nacido en Santo Domingo que llega a la NBA tras unos años previos llenos de irregularidades administrativas que le impidieron ingresar en la NCAA por culpa del mal asesoramiento que tuvo.

Fue expulsado del instituto de Massachussetts en el que estaba inscrito por falsear su edad y en la temporada 2013-14, jugó en el baloncesto universitario dentro de las filas del Westchester Community College, un ‘junior college’ afiliado a la NJCAA cuyo equipo fue disuelto por falsear las notas de los jugadores, echando por tierra la buena labor de Montero en su único año allí.

Todas esas dificultades le impidieron ser elegido en el draft 2015, al que decidió presentarse, pero los Blazers, con los que había entrenado en los días previos a su celebración, lo invitaron a unirse a su escuadra para las ligas de verano y han decidido finalmente ofrecerle un contrato que, en principio, debería garantizar su presencia en la pretemporada y la oportunidad de pelear por un puesto en el equipo que inicie la temporada 2015-16. Tal vez, su complicada y accidentada carrera deportiva pueda tener un final feliz en forma de debut en la NBA contra todo pronóstico.