MERCADO

Houston Rockets se hace con Corey Brewer procedente de Minnesota

También llega a Rockets Alexey Shved en un acuerdo a 3 bandas que incluye a Sixers

Troy Daniels termina en Minnesota y Ronny Turiaf finaliza en el equipo de Filadelfia

hispanosnba.com |

Corey Brewer llega a Houston Rockets procedente de Minnesota
Corey Brewer llega a Houston Rockets procedente de Minnesota (Kyndell Harkness/Zuma Press/Icon Sportswire)

Traspaso cerrado entre Houston Rockets, Minnesota Timberwolves y Philadelphia 76ers en el que lo más destacado es la llegada a Texas del alero Corey Brewer.

El acuerdo oficial, según ha anunciado el general manager de Rockets, Daryl Morey, incuye a 3 equipos y no simplemente a Houston y Minnesota. Y es que, tal y como se especulaba, Houston buscó una tercera escuadra para desprenderse de Ronny Turiaf.

Corey Brewer y el ruso Alexey Shved acaban en los Rockets. El francés Ronny Turiaf racala finalmente en Sixers, que con casi toda seguridad lo cortará en los próximos días, y Troy Daniels, una segunda ronda del próximo draft, vía Kings, una segunda ronda futura y algo de dinero se van a Minnesota. Además, Houston envía a Filadelfia una segunda ronda del draft y los derechos del jugador Serhiy Lishchuk.

El trato entre Rockets y Wolves se amplió a un acuerdo a 3 bandas porque el equipo texano quería desprenderse de Turiaf, que tiene lesionada una rodilla y ya no jugará más en lo que resta de temporada.

Houston ha utilizado para adquirir a Brewer la excepción de traspaso que tenía a raíz del movimiento que llevó a los Lakers a Jeremy Lin.

Un buen refuerzo en defensa

Brewer llegó la pasada temporada a Minnesota haciéndose con un notable peso en el juego del equipo por el equilibrio entre su aportación ofensiva y la defensiva, promediando 12,3 puntos y 1,9 robos de balón.

Precisamente, su buena predisposición defensiva ha sido un elemento esencial en su llegada a Houston, ya que cubrirá las espaldas al alero titular, Trevor Ariza, otro jugador que destaca por su equilibrio ataque-defensa.

Cambio radical de miras de Alexey Shved a nivel colectivo, pues cambia al peor equipo de la liga, Sixers, por uno altamente competitivo, Rockets, aunque el futuro del ruso en la NBA no está nada claro.