PROBLEMAS LEGALES

El ex Sonic Robert Swift, próximo a ser desahuciado por la fuerza

Tras el embargo y subasta de su casa, el ex jugador debe abandonarla este mes, pero se niega

hispanosnba.com |

Malos tiempos para el ex NBA Robert Swift, que en los próximos días tendrá que abandonar la que hasta ahora era su casa y todo apunta a que puede acabar siendo desalojado por la fuerza. El que fuera pívot de los Sonics se ha negado hasta el momento a marcharse de forma voluntaria.

Desahucio es un término que, por desgracia, nos estamos acostumbrando en exceso a ver en los titulares de prensa. Pero en el caso de Swift resulta extraño haber llegado a este punto, dado que se trata de un jugador que, tras ser elegido por los Seattle SuperSonics en el puesto 12 del draft de 2004, ganó cerca de 11 millones de dólares en su corta carrera en la NBA.

Extraño también porque se trata de un hombre de tan sólo 27 años, que debería estar en la plenitud de su carrera y de su vida y que, sin embargo, parece estar hundido en un profundo pozo, refugiado en Seattle en la que ya no es su casa, tras ser embargada y subastada por cerca de la mitad de los 1,35 millones de dólares por los que la adquirió en 2006.

Allí permanece, sin querer hablar con la prensa y a la espera de que las autoridades acudan a desalojarle, algo que podría ocurrir a finales de este mes si no responde antes al último y definitivo emplazamiento judicial que se le ha notificado para que abandone la vivienda de forma voluntaria.

Una carrera truncada por las lesiones

A Swift no se le ha visto, pero el aspecto exterior de su bonita casa da idea de que algo no debe de ir bien. Multitud de latas de cerveza y otros desperdicios repartidos por el jardín, varios coches aparcados a la entrada con aspecto de no haber sido movidos en tiempo, una fachada que muestra claros síntomas de falta de mantenimiento e incluso un agujero de bala en una de las ventanas del garaje.

Swift, un pívot pelirrojo de 2,16 de estatura, jugó 4 temporadas en la NBA, todas con la franquicia de los Sonics, aunque la última ya trasladados a Oklahoma y renombrados como Thunder. No tuvo suerte en la liga, perseguido por las lesiones, y aunque los Thunder le renovaron en septiembre de 2008, apenas jugó en esa temporada y no encontró equipo la temporada siguiente.

Poco se sabe de su vida posterior, salvo que probó suerte en la NBADL con los Bakersfield Jam y más tarde en la liga japonesa, donde jugó en la temporada 2010-11. Después, su carrera como jugador de baloncesto se desvaneció por completo y ahora le llegan estos serios problemas económicos que no parecen ser sino un reflejo de los problemas personales por los que parece estar pasando. Con sólo 27 años.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar