JORNADA NBA / TEMPORADA REGULAR 2011-2012

Denver endosa la tercera derrota seguida a Miami con un gran Rudy Fernández

Toronto pierde sin Bargnani pese a los 15 puntos y 9 asistencias de Calderón

Chicago, con Rose otra vez al frente, deja en evidencia a los Celtics

hispanosnba.com |

Partidazo de Denver Nuggets con una muy buena actuación de Rudy Fernández ante Miami Heat, que perdió anoche su tercer partido consecutivo. El español acabó con 15 puntos en 29 minutos de juego. También lo hizo bastante bien su compatriota Calderón, pero terminó perdiendo.

15 puntos y 9 asistencias fue la tarjeta de visita del extremeño. El panameño Gary Forbes jugó igualmente buenos minutos para Toronto anotando 7 puntos en 7 minutos, pero el conjunto canadiense sintió la baja de Bargnani y perdió en casa ante unos Pacers que han arrancado con fuerza.

Los que no han empezado bien son los Celtics, que anoche quedaron nuevamente en evidencia ante un grande, Chicago. Rose volvió a los Bulls y lideró el triunfo.

Denver 117 Miami 104

No es fácil meterle 117 puntos a los Heat, pero estos Nuggets son un equipo de George Karl, con las piezas necesarias para hacer un baloncesto alegre, ágil y marcadamente ofensivo. En ese marco de actuación, Rudy Fernández se mueve como pez en el agua. Por eso, el mallorquín empieza a vivir sus mejores momentos en la NBA. Fernández fue otra vez pieza clave en el triunfo a pesar de su estatus de suplente. Fue el cuarto jugador de su equipo en minutos (29) y el tercer anotador con 15 puntos, a los que sumó 4 asistencias y buenos porcentajes de tiro, incluido un 3 de 5 desde más allá del arco.

El liderazgo del equipo lo llevó el base Ty Lawson, que con su juego va acallando las protestas de Andre Miller por no ser titular, un Miller que aportó lo suyo en el último curto. En cuanto a Lawson, que se dio una vuelta por Europa en pleno lockout, se fue a 24 puntos, 9 asistencias y 9 de 11 en el tiro de campo. Nene funcionó en la pintura con 17 puntos y 12 rebotes y el ruso Mozgov hizo una enorme primera parte (10 tantos, 6 rebotes y 3 tapones al descanso). Denver metió el 55,1% de sus tiros de campo y 12 de sus 25 intentos triples.

De nada le sirvió a Miami otro partidazo de LeBron James: 35 puntos, 6 asistencias e incluso pródigo y acertado con el triple. Bosh metió 17 y capturó 8 rebotes, Haslem sumó otro doble doble, el novato Cole volvió a brillar... y la mala noche correspondió a Wade, al que defendió por momentos Rudy Fernández con notable acierto. El escolta de los Heat sólo metió 12 puntos y se retiró lesionado tras dañarse un tobillo en el último cuarto.

Denver dio un baño en los primeros minutos a Miami, arrancando como un vendaval. Los Heat equilibraron la contienda en los cuartos intermedios, pero en los últimos minutos volvió a salir el espíritu ofensivo de estos Nuggets, que con 8-4 tienen ya el mismo balance que los Heat.

Toronto 90 Indiana 95

Toronto se presentó en el partido sin su estrella, Bargnani. La lesión del italiano dejó un quinteto todavía más limitado que el habitual y todo hacía presagiar un desastre ante uno de los equipos más en forma de la competición, Indiana. Pero no fue así. Al menos, de principio. En los primeros minutos, la afición del Air Canada Centre asistió a una bella ilusión. Su equipo defendía en la línea más extrema de Casey, es decir, a un gran nivel, Calderón dirigía con mano firme, DeRozan entraba en éxtasis con 14 puntos en los primeros 8 minutos y los locales llegaron a dominar por 16 puntos.

Tras ese fulgurante inicio, todo se estabilizó y el partido se movió por derroteros más bien tediosos que sirvieron a Indiana para nivelar el marcador sin hacer un buen juego e incluso perdiendo a su estrella, Danny Granger, que fue expulsado por una doble técnica y sólo pudo jugar 18 minutos para hacer un 1 de 8 en el tiro. Los hombres importantes de Vogel fueron otros: George Hill (22 puntos), Roy Hibbert (15 y 9 rebotes) y un Tyler Hansbrough que en los últimos segundos atrapó un rebote ofensivo decisivos y anotó 2 tiros libres cruciales.

En Toronto, DeRozan se quedó en 23 puntos tras su rutilante inicio, Barbosa añadió 20 en 25 minutos y Calderón fue el mejor con 15 puntos y 9 asistencias en 41 minutos. Además, Gary Forbes aportó lo suyo: 7 puntos en 7 minutos y muy buena defensa sobre Granger. Pero si la afición local empezó con una bella ilusión, acabó con una intensa pesadilla: ver lanzar 2 tiros libres decisivos a Magloire a 13 segundos del final. El primero no llegó ni al aro y el segundo lo golpeó en su parte más cercana al tablero. Dos horribles regalos envenenados que confirmaron la derrota.

Boston no levanta cabeza

Uno de los partidos más atractivos de la noche, si no el más, no incluía jugadores hispanos. En él, Chicago dejó al aire la actual medida de los Celtics. Porque a la vista del partido, tuvimos a un equipo en alza y con futuro (Bulls) y a un conjunto a la baja y con pasado (Celtics). El inicio no pudo ser más desalentador para las gradas del Garden: atasco ofensivo local y 13-26 en el primer cuarto.

Luego, la cosa fue más llevadera, aunque la poderosa defensa visitante dejara a los célticos en 79 puntos -Chicago ganó 79-88-. Ray Allen fue el máximo anotador local con 16 puntos, pero el mejor fue Rondo: 14 tantos, 11 asistencias, 7 rebotes y 4 robos. En Chicago, volvió Rose y desapareció el sorprendente Lucas. Y Rose volvió a ejercer de MVP con 25 puntos y 7 asistencias. No fue el único, porque Deng se marcó un partido magistral con 21 tantos y 16 rebotes.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar