ACTUALIDAD

13 jugadores hispanos disputarán los playoffs por el título de la NBA

hispanosnba.com |

Un total de 13 jugadores de origen hispano van a participar en los playoffs que a partir del 19 de abril decidirán el título de la NBA. Los dos últimos jugadores en incorporarse a la numerosa nómina hispana han sido el mexicano Eduardo Nájera y el dominicano Al Horford, que han certificado la pasada madrugada su pase a los playoffs con Denver Nuggets y Atlanta Hawks, conjuntos con los que se completan los 16 equipos clasificados, 8 por cada conferencia.

El número de baloncestistas hispanos que no se va a ir de vacaciones mañana miércoles es altísimo si se tiene en cuenta que son 18 los que militan en equipos de la liga.

Algunos vivían en la más completa tranquilidad hace ya tiempo. Es el caso, por ejemplo, del argentino Walter Herrmann (Detroit) y el puertorriqueño Carlos Arroyo (Orlando) en el Este, que fueron los primeros en certificar su pase.

Luego llegaron muchos otros. En el Este, los tres jugadores hispanos de Toronto Raptors (José Manuel Calderón, Carlos Delfino y Jorge Garbajosa). Y en el Oeste los dos de Los Angeles Lakers (Pau Gasol y Trevor Ariza), que aspiran al primer puesto, y los dos de San Antonio Spurs (Emanuel Ginóbili y Frabricio Oberto), así como Luis Scola, de Houston Rockets, y José Juan Barea, de Dallas Mavericks.

De los 13 clasificados, 4 no tienen peso en sus equipos: Jorge Garbajosa, de Toronto, lleva todo el año lesionado y no jugará los playoffs, Trevor Ariza, de Lakers, está también en el dique seco, aunque todo apunta a que jugará las eliminatorias por el título, aunque su papel, teóricamente, no puede ser de ninguna manera importante y José Juan Barea, Dallas, y Walter Herrmann, Detroit, no cuentan para nada en los planes de sus entrenadores, Avery Johnson y Flip Saunders.

Entre los 9 restantes hay categorías. En la categoría de jugadores con un gran peso en sus equipos se podría situar a Ginóbili (San Antonio), Gasol (Lakers), Calderón (Toronto) y los novatos Scola (Houston) y Horford (Atlanta), si bien el peso que el base de los Raptors pueda tener en playoffs es una incógnita, aunque todo apunta a que debería de recuperar la titularidad en perjuicio de T.J.Ford, al que, por cierto, superó con creces en la eliminatoria que enfrentó el año pasado a los canadienses contra New Jersey Nets.

Después, en un segundo grupo, habría que colocar a jugadores que sin tener tanto peso dentro de sus equipos sí son importantes e incluso pueden llegar a ser claves en momentos puntuales. En este grupo estarían Delfino (Toronto) y, en menor medida, Oberto (San Antonio) y Nájera (Denver), ya que la importancia de estos dos últimos jugadores se medirá más en el terreno defensivo que en el ofensivo.

Como décimo hombre está el puertorriqueño Carlos Arroyo (Orlando) al que es difícil ubicar en ningún grupo. La suya es una situación inclasificable dados los problemas físicos que han tenido los dos bases que, teóricamente, están por encima de él -Jameer Nelson y Keyon Dooling-. Además, en la recta final de la temporada parece que Stan Van Gundy no tiene muy claro qué hacer con su puesto de base. Su primer armador indiscutible, Nelson, está rindiendo muy por debajo de lo esperado y Dooling está perdiendo minutos en beneficio de Arroyo. Habrá que esperar... aunque lo normal sería que el jugador boricua siguiera siendo el tercer base del equipo en la fase decisiva.

Los que se quedan fuera

Sólo 5 jugadores hispanos se quedan fuera de la cita más importante del año, la post-temporada. Se trata de Francisco García (Sacramento Kings), Juan Carlos Navarro (Memphis Grizzlies), Andrés Nocioni (Chicago Bulls), Charlie Villanueva (Milwaukee Bucks) y Sergio Rodríguez (Portland Trail Blazers). Pero no todos ellos se van de la temporada con la misma cara.

Sin duda, al que peor cara se le queda en este final de fiesta es al base español Sergio Rodríguez porque aunque su equipo ha crecido notablemente su juego personal se ha estancado. Ha jugado, en su segundo año, menos que en su temporada de debú, ha brillado muy poco y, en definitiva, ha pasado una campaña prácticamente en blanco.

El otro gran damnificado es Nocioni, aunque su caso es muy distinto, ya que el argentino está plenamente consolidado en la liga y ha mantenido buenos números. Su decepción viene desde el lado contrario al de Rodríguez. Su equipo era uno de los grandes favoritos para ganar, incluso, la Conferencia Este y ni siquiera se ha clasificado para playoffs. La de Chicago ha sido una temporada nefasta.

Mientras, tanto Francisco García como Charlie Villanueva se han reivindicado como jugadores NBA, especialmente el primero. El dominicano de los Kings ha hecho una temporada fantástica que le va a servir para consolidarse en la liga y, si no sucede nada extraño, para quedarse muchos años en ella. En cuanto a Villanueva, ha resurgido en la segunda parte de la temporada y ha vuelto a ser el Villanueva que maravillara en Toronto. Es un jugador nacido para la NBA y si las lesiones le respetan irá a más.

Finalmente, Juan Carlos Navarro ha vivido una experiencia extraña en Memphis. Un jugador que estaba acostumbrado a ganar en Europa ha jugado en un equipo perdedor. Pero a nivel personal ha completado como novato una temporada más que aceptable que le permitirá mejorar su contrato y hacerse un hueco en una liga tan competitiva como es ésta.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de usuario y mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta nuestra política de cookies. AceptarConfigurar