JORNADA NBA

/ PLAYOFFS 2019

Houston vuelve a dominar a Utah con triple-doble de Harden

Los Rockets deciden en la primera parte y ya están 2-0 en la serie

Ángel Mustienes |

Houston Rockets ha puesto la directa alcanzados los playoffs. El equipo de Mike D'Antoni está funcionando como una máquina perfecta en su eliminatoria ante Utah Jazz: 2 partidos y 2 victorias contundentes para dominar 2-0 la serie.

El de anoche fue otro paseo capitaneado por un tipo imparable llamado James Harden. Houston logró un tremendo 39-19 en el primer cuarto y se fue al descanso con un apabullante 70-44. Por entonces, Harden ya sumaba 25 puntos.

La segunda parte sobró. Los Rockets vencieron 118-98 volviendo a mostrar una defensa sobresaliente y volviendo a tener a James Harden en estado de gracia. Sumó La Barba 32 puntos, 13 rebotes y 10 asistencias para alcanzar su tercer triple-doble en un partido de playoff. Harden anotó 6 triples y su único defecto fue perder 8 balones.

Entre Harden y Chris Paul (17 puntos) extraviaron 14 balones, más que todo Utah junto (perdió 12), pero no importó. El dominio fue de tal calibre que los Jazz jamás tuvieron opciones de nada positivo.

Houston sufrió en el rebote defensivo, pero dominó el resto de facetas de juego, jugando a ser los Rockets, a ser ellos mismos. Es decir, asistiendo solo 17 de sus 38 canastas y tirando más de 3 puntos (42 tiros) que de 2 (38). Los locales metieron 17 triples con un 40% de acierto y los visitantes solo 8 con un 21% de efectividad. Un auténtico abismo.

Además de Harden y de Paul, 16 puntos de Eric Gordon y otros 16 de P.J. Tucker.

Utah capturó 15 rebotes ofensivos y robó 16 balones. Hasta ahí sus credenciales. El resto fue un quiero y no puedo, cuyo mejor ejemplo fue su estrella, Donovan Mitchell. El jugador de segundo año se estrelló contra la realidad. Hizo 11 puntos con 5 de 19 en el tiro, siendo un lastre para los suyos.

Ricky Rubio, mientras, volvió a lucir en ataque y volvió a sufrir en defensa. Es normal, le ha tocado el papel imposible de defender a Harden. Al poco de empezar el partido sufrió ese emparejamiento en todas sus carnes con un 'crossover' tremendo que casi le deja en el piso. Pero en líneas generales Rubio fue de lo mejor de su equipo.

Acabó el catalán con 17 puntos, 9 asistencias y 4 robos en 32 minutos. También metió 17 puntos Royce O'Neale

Lo peor para Utah fue que no solo no funcionó Mitchell. Tampoco lo hizo Joe Ingles, mientras que Rudy Gobert firmó un doble-doble sin brillantez.