JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2018-2019

Towns y Doncic sobresalen en el Dallas-Minnesota

Brunson falla un triple sobre la bocina y los Timberwolves ganan 108-110

Ángel Mustienes |

Partido intrascendente, pero duelo bonito y con emoción el que nos dejaron anoche Dallas Mavericks y Minnesota Timberwolves. Un partido en el que sobresalieron el local Luka Doncic, que volvía al juego tras 2 partidos de baja, y el visitante Karl-Anthony Towns.

Doncic hizo un gran partido y jugó de forma excelente la jugada final con 108-110 en el marcador. Dejó tirado a su defensor, volvió sobre sus pasos y cuando se disponía a lanzar un triple ganador vio cómo otro defensor iba a por él, entonces liberó el balón hacia la izquierda para dejar solo a su compañero Jalen Brunson, pero este erró el triple ganador. Jugada perfecta en su ejecución hasta que llegó ese mal desenlance.

Ganaron los Wolves 108-110 con otro partidazo del dominicano Karl-Anthony Towns, autor de 28 puntos, 13 rebotes y 3 tapones con un casi infalible 12 de 15 en el tiro de campo. Se mostró agresivo el All-Star dominicano de cara al aro durante el partido y fue importante en la recta final del mismo.

Le acompañó en la ofensiva Andrew Wiggins, que tuvo grandes problemas en defensa ante Doncic. El alero canadiense hizo 19 puntos y 7 asistencias (dato inusual este), además de meter la canasta ganadora, el 108-110 conseguido a 19 segundos del final.

Dallas perdió tras haber ganado los 2 partidos en los que Doncic estuvo ausente, pero nadie puede negar que la magia regresó anoche a la cancha de los Mavs. El esloveno firmó un gran partido pleno de jugadas individuales notables. Acabó con 27 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias en 32 minutos, y estuvo por encima del 50% en el tiro.

Su compañero Dwight Powell terminó con 25 puntos, 8 rebotes y 8 de 9 en el tiro de campo.

A los Mavs les perdió su tiro triple (horrible 7 de 39 con 1 de 8 de Nowitzki) y su peor trato de la posesión (balance de 2-13 robos-pérdidas por el 6-8 del rival). Aunque sin Brunson hubiera anotado el triple final todo ese lastre hubiera desaparecido.