JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2018-2019

Doncic y Nowitzki humillan a los Warriors en el Oracle

Dallas gana por 35 puntos con triple-doble del esloveno y 21 puntos del alemán

Warriors hace el ridículo en casa sin Curry y pierde el liderato del Oeste

Ángel Mustienes |

Locura en el Oracle Arena. Dallas Mavericks visitaba la cancha de los Warriors como clara víctima propiciatoria, pero los planes no solo no se cumplieron, sino que se dieron la vuelta de una forma dramática para el equipo local.

¡Paliza memorable de los Mavericks a los Warriors en Oakland: 91-126! Dallas ganó por 35 puntos y llegó a tener una ventaja de 43 puntos jugándose el cuarto final. 

Luka Doncic y Dirk Nowitzki formaron la pareja perfecta hasta acabar humillando a los vigentes campeones.

El esloveno hizo un triple-doble en 27 minutos de juego, su sexto triple-doble como novato. Aacabó con 23 puntos, 11 rebotes y 10 asistencias, además de robar 3 balones y meter 4 triples.

El alemán hizo su mejor anotación de la temporada en la que podría ser su última presencia en el Oracle. Sumó Nowitzki 21 puntos y 5 triples en 26 minutos tras partir como titular y poner la semilla de la victoria de su equipo en los primeros minutos del partido.

Dallas llevaba 12 derrotas seguidas en el Oracle Arena, donde no ganaba desde abril de 2012.

Todo empezó a lo grande para Dallas. Con Nowitzki metiendo 10 puntos en los primeros 4 minutos del encuentro en un parcial de 7-22. El primer cuarto de Dallas fue bueno y el segundo también para llegar al descanso con un resultado de... ¡46-74! Mavs había adquirido 28 puntos de ventaja en una primera parte en la que había anotado el 65,2% de sus tiros por el pobre 29,6% de los locales.

Pero es que todo siguió igual en la segunda mitad, y los Mavs terminaron el tercer cuarto con 38 de ventaja (70-108). La humillación resultaba imparable ante la impotencia de un equipo local que jugó sin Stephen Curry.

Las cifras parecían cambiadas de bando. Dallas terminó el partido con 33 asistencias y solo 9 pérdidas de balón y con 21 triples anotados con un 43% de acierto. Golden State lo hacía con un 13% desde el triple al presentar una serie patética de 4 de 30. Noche para olvidar.

Además de los grandiosos Doncic y Nowitzki, Dallas contó con buenos números de suplentes como Ryan Broekhoff, Max Kleber o Trey Burke.

El máximo anotador local fue Kevin Durant con 25 puntos, pero con un 0 de 8 desde el triple. También salvó los muebles DeMarcus Cousins con 19 tantos en 23 minutos, si es que alguien puede salvar los muebles perdiendo por 35 puntos.

El resto fue un desastre, empezando por la gris actuación de Draymond Green y terminando por los 8 puntos sin triple alguno de Klay Thompson.

La debacle local fue mayúscula, y de paso los Warriors perdieron el liderato del Oeste ante Denver Nuggets. Lo dicho, una auténtica pesadilla para Warriors.