MERCADO

Houston envía a Carmelo Anthony a Chicago Bulls

El alero no jugará en los Bulls porque el equipo de Chicago le cortará

Los Rockets se desprenden de Nunnally para hacer hueco a Faried en la plantilla

Nigel Correas |

Houston Rockets ya ha solucionado la salida del equipo de Carmelo Anthony. El club texano ha llegado a un acuerdo con Chicago Bulls. Los Rockets envían a Chicago dinero y al All-Star. Pero Melo no jugará un solo partido con los Bulls.

El movimiento lo ha avanzado Adrian Wojnarowski (ESPN).

El traspaso supondrá un ahorra de 2,6 millones de dólares para Houston. En concepto de tasa de lujo. Aunque será menos en función del dinero que ha enviado a Chicago.

Los Bulls cortarán al jugador según llegue. Y el alero podrá negociar libremente su futuro. Si no es reclamado de la lista de cortados.

Se pone así solución a un largo desencuentro. La relación Anthony-Rockets ha sido un completo fracaso. De hecho, Melo no jugaba con Rockets desde el 8 de noviembre. Es decir, llevaba ya 2 meses y medio sin participar en el juego.

A sus 34 años, Anthony viene de vivir dos sonoros fracasos. Con OKC Thunder y Houston Rockets. Fracasos en los que no supo asumir la adopción de roles secundarios dentro de ambos equipos.

Houston trabajó intensamente en buscar una salida para Anthony en los últimos días. Con la intención de que su puesto lo ocupara Kenneth Faried. Tras el acuerdo alcanzado con él. Pero ha tenido que cortar a James Nunnally. Al llegar el acuerdo de Melo en un día festivo -el día de Martin Luther King-. Día inoperativo. Con las oficinas cerradas. Nunnally había firmado recientemente un contrato de 10 días con Houston.