JORNADA NBA

/ TEMPORADA REGULAR 2017-2018

Embiid ejerce ya de All-Star en el TD Garden

Sixers gana a unos Celtics sin Irving con 26 puntos y 16 rebotes del nuevo All-Star

Ángel Mustienes |

Joel Embiid dominó el Celtics-Sixers (Ric Tapia/Icon Sportswire)

Joel Embiid ya ejerce como All-Star. En realidad, viene haciéndolo desde que debutó en la NBA, pero lo cierto es que el camerunés vivió ayer una noche para el recuerdo. Horas antes del Celtics-Sixers se enteraba de que será titular en el próximo Partido de las Estrellas en la que será su primera cita con el All-Star y ya en el partido machacó a Boston.

Embiid fue la gran estrella del partido en el TD Garden, un encuentro que no contó con la gran figura local, Kyrie Irving.

El encuentro no fue, por otra parte, ninguna fiesta. La primera parte resultó sencillamente horrible, con un parco resultado (32-39 para Sixers) y una cadena interminable de fallos.

Cadena de fallos

En esa primera parte, ¡26 pérdidas de balón, 15 de los locales, 2 tiros libres lanzados y 5 triples metidos entre los dos equipos! La antítesis del buen baloncesto.

El tercer cuarto ahondó la herida de unos Celtics perdidos, que se fueron al inicio del último cuarto perdiendo por 18 puntos (53-71). Su ofensiva era una patraña, no iba a ningún lado, y la única esperanza era soñar con hacer otra gran hazaña, como cuando remontaron 22 puntos de desventaja hace una semana en Londres ante el mismo rival, los Sixers. Pero esta vez no hubo milagro.

Los Sixers consiguieron su sexta victoria en los últimos 7 partidos y Embiid miró a todos por encima del hombro con sus 26 puntos, 16 rebotes y 6 asistencias, jugando 35 minutos. A su lado, Dario Saric y T.J. McConnell, como los mejores escuderos del camerunés, con el base metiendo todos sus puntos, 15, en la segunda parte.

Boston acabó con 13 asistencias, pero al menos limitó sus pérdidas de balón de 15 en la primera parte a 4 en la segunda (Sixers perdió 11 en cada tiempo).

Ningún jugador destacó en sus filas. Sus máximos anotadores fueron Al Horford (14 puntos y 2 tapones en 35 minutos) y Marcus Morris (otros 14 a pesar de llevarse un gran golpe en la nariz en la primera parte). Está claro que estos Celtics no son lo mismo sin Irving.