Knicks y Thunder pactan el traspaso de Carmelo Anthony

Melo se marcha a Oklahoma y los Knicks obtienen a cambio a Enes Kanter y Doug McDermott

|

Carmelo Anthony jugará con los Thunder la próxima temporada
Carmelo Anthony jugará con los Thunder la próxima temporada (Torrey Purvey/Icon Sportswire)

Campanada en un mercado NBA que parecía estar ya agotado con la pretemporada a la vista. New York Knicks y Oklahoma City Thunder han pactado un traspaso que llevará a Carmelo Anthony lejos de la Gran Manzana. A cambio, llegan Enes Kanter y Doug McDermott.

Melo y los Knicks llevaban tiempo intentando formalizar su divorcio. El jugador tiene una cláusula que le permite vetar cualquier traspaso y solo estaba dispuesto a marchar a Rockets, Cavaliers o Thunder.

Finalmente, han sido estos últimos los que se han llevado el gato al agua a cambio de desprenderse de Kanter, McDermott y una segunda ronda de draft de 2018. Y de asumir una enorme penalización salarial, cercana a los 30 millones de dólares, que tendrán que pagar a final de temporada. Lo adelantaba Adrian Wojnarowski en ESPN. El acuerdo se podría hacer oficial el lunes.

El fin de una relación fallida

Se pone fin así a la fallida historia de amor entre Anthony y los Knicks, tras varias temporadas frustrantes en lo deportivo. El jugador ha renunciado a cobrar el bonus de 8,1 millones de dólares que le correspondía en caso de traspaso para facilitar su marcha. Ninguna de las dos partes quería prolongar una relación que ya no daba más de sí en lo deportivo.

En Oklahoma, Melo formará un poderoso triunvirato con Russell Westbrook y Paul George. Un trío que, si logra conjuntarse, debería convertir a los Thunder en uno de los más serios aspirantes para desbancar en el Oeste a los todopoderosos Warriors.

Mientras, los Knicks cambian de rumbo. Obtienen dos buenos refuerzos, especialmente Kanter, para su plantel y miran a un futuro de reconstrucción partiendo de la juventud con la esperanza de que esta vez sea la buena.

Para hacer hueco a Kanter y McDermott en la lista de 20 hombres con la que afrontarán la pretemporada, los Knicks cortarán a Chasson Randle, cuyo contrato no estaba garantizado.