Los Mavs confían en la evolución de Nicolás Brussino como creador de juego

El buen final de temporada del jugador argentino alimenta las expectativas sobre su futuro

|

Cuando Nicolás Brussino inició la pretemporada con Dallas Mavericks no parecía fácil que llegara a arrancar la temporada regular con el equipo. Sin embargo, hizo más que eso, y tras acabar muy bien el curso, el argentino parece tener un sitio en el futuro del conjunto texano.

La temporada de Brussino no ha sido fácil. Sus limitaciones con el inglés condicionaron sus primeras semanas en el equipo, pero, poco a poco, ha ido mejorando su capacidad de comunicación y con ella, su confianza a la hora de compartir pista con sus compañeros.

Pasó por la Liga de Desarrollo y terminó jugando 54 partidos de temporada regular. Una cifra modesta, con unos promedios también modestos (2,8 puntos y 1,7 rebotes en algo menos de 10 minutos por noche), pero yendo de menos a más.

Brussino brilló especialmente en un final de temporada en el que disfrutó de muchos más minutos y en cuyos 7 partidos finales promedió 9,6 puntos, 4,1 rebotes y 2,6 asistencias. Su último partido del curso fue uno de los mejores, con 15 puntos y 7 rebotes frente a Memphis.

Evolución como creador de juego

Esos últimos partidos han hecho emerger a Brussino como un posible base-alero, como una alternativa a la hora de crear juego, algo que podría ayudarle a encontrar un hueco estable en una liga tan exigente como la NBA. Lo ha dicho su propio entrenador, Rick Carlisle.

Está claro que sabe cómo jugar y quisimos darle minutos como base en algunos partidos. Hemos visto su manejo del balón y su habilidad para leer defensas. Y fue una buena prueba, porque nos presionaban a toda pista. Creo que lo hizo bastante bien”, ha comentado Carlisle en unas declaraciones que publica la web de la franquicia.

Carlisle reconoce que a Brussino le costó al principio superar la presión a la que le sometían jugadores más fuertes físicamente que él, pero ha sabido adaptarse y ajustar su juego para lograr faltas y hacerse valer sobre la pista tanto en ataque como en defensa.

La web de los Mavs también recoge los comentarios elogiosos acerca de Brussino de algunos compañeros de peso, como Harrison Barnes o el mismísimo Dirk Nowitzki.

Es un buen tirador cuando le dan tiempo, un jugador inteligente y está claro que trabaja duro… Su inglés necesita mejorar, pero bueno, él sigue jugando. Está intentando mejorar su comunicación en pista y ha sido importante para nosotros”, dice el alemán sobre el escolta argentino.

El salario de Brussino para la temporada que viene no está garantizado y no lo estará hasta que finalice la moratoria de julio, siempre que el argentino siga en plantilla, algo que tampoco es seguro en un mercado tan agitado y despiadado como el de la NBA. Pero lo que está claro es que el jugador santafesino se ha ganado el puesto este año y el derecho a luchar por tener continuidad en el equipo y en la liga, y parece que está en condiciones de lograrlo.